+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Vaya panorama

 

andrés aberasturi
22/01/2017

Me temo que esta vez el título de la columna debería ser el comienzo de la misma: vaya panorama. Y es que esto no da ya más de sí. Es que mires a donde mires el paisaje social resulta tan helador como el climático. No es posible que en tan poco tiempo hayan pasado tantas cosas y se hayan truncado tantas ilusiones y nos encontremos hoy donde nos encontramos con un histórico PSOE destrozado y desangrándose por luchas intestinas que, tengan el final que tengan, no puede ser bueno. No es posible que sea cuando sea el dichoso Congreso, el socialismo pueda salir no ya reforzado sino ni siquiera unido en un proyecto común.

La menos histórica Izquierda Unida pero heredera del viejo Partido Comunista se ha diluido como un azucarillo en la copa triunfal que levantaban justos los profesores de Podemos. Pero el triunfo tiene su precio y como tantas veces se ha repetido, resulta demasiado fácil morir de éxito. Podemos, aquella ilusión que canalizó la hartura de tantos, se debate hoy entre personalismos y figuras porque ya son casta, les guste o no.

Ciudadanos sigue sin encontrar su sitio y el papel de bueno de la peli no es nada agradecido: se lo van a comer por la derecha o por izquierda. Y queda el PP que parecía hermético pese a los escándalos y que seguirá ofreciendo esa imagen mientras la argamasa del poder les mantenga unidos. Pero Génova va siendo cada vez más un polvorín porque un partido político no puede insistir en su ceguera frente a la escandalosa corrupción que le rodea.

Dejemos a los políticos y pasemos a la banca. Hay que mirar hacia otro lado porque lo que se va viendo es tan triste que uno no entiende cómo hemos podido vivir así. Van de escándalo en escándalo, de trampa en trampa.

¿Seguimos? ¿Hablamos los nacionalismos? Tal vez convendría reflexionar qué pasa en una sociedad donde la policía tienen que pedir públicamente respeto a los políticos que les mandan. ¿Y si nos damos una vuelta por los juzgados donde se eternizan las instrucciones, los juicios, las sentencias?

Lo dicho: no sé si es el frío, pero ¡vaya panorama!

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla