+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

el molín del tiempu

La velocidá del molín

 

roberto gonzález-quevedo
08/01/2017

Anque la velocidá cona que muel el molín depende de la fuerza del augua, tamién hai mecanismos que regulan esa rapidez. El tiempu pásanos cada día con más apriesa: ¿seremos quien a faelu frenar? Según pasa la edá va tamién corriendo más el tiempu. Sicasí, esta nueva cultura que manda no planeta va l.levándonos por una corriente cada día más acelerada no ríu de la vida. ¿Será quien la alcordanza a valinos pa remansar esti correr del nuesu tiempu vital?

Yá pasóu la Navidá, esi trozu emblemáticu del tiempu que tolos anos nos fai recordar la órbita imparable del cursu de la nuesa vida. Yá pasóu, yá yía alcordanza namás.

Son muitos los recuerdos d’esos día especiales, pero a mi güei viénenme a la tiesta aquel.los vezos humildes, inxenuos, ya agora un poucu rancios, de las inocentadas, cuando se celebraba la broma ya la burl.la del orde institucionalizáu: el 28 del mes cabeiru del anu festexábase l’engañu a los crédulos ya infelices.

Las inocentadas yeran l’al.legría de la xente probe. Esta sociedá d’agora, más rica ya consumista, yá nun s’alcuerda de los monigotes de papel no l.lombu, nin d’aquel.las monedas de 50 céntimos con un furaquín no mediu. Con un filu o tanza podía engañase al que s’agachaba creyendo qu’alcontrara una moneda de la suerte. Al.legría fácil de l.lograr, qu’agora paeznos más auténtica. Yía’l mecanismu de l’alcordanza, valoratible pa tantas cousas. Un intentu de frenar el tiempu. ¿L.lograrálu? Yera namás un intentu.

Buscar tiempo en otra localidad