+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

?OPINIÓN

La buena escucha respeta y no enjuicia

 

María Elena Valbuena Colaboradora del Teléfono de la Esperanza
30/11/2017

La escucha es importante. Mucho. Casi no he hecho otra cosa, desde que empecé a escribir en este medio, que hablar de ella. De tal forma es importante que hasta se merece un Día Mundial para recordarla y festejarla. Así, cada 18 de julio —Día Mundial de la Escucha a iniciativa del World Listening Project —se llevan a cabo varias actuaciones que invitan a escuchar los sonidos del entorno y a percibir conscientemente aquello que nos rodea en cada momento. Desde otra perspectiva —haciendo más hincapié en saber escuchar a los otros— pero con el mismo interés, el Teléfono de la Esperanza también celebra su propio Día de la Escucha. En este caso, el 15 de noviembre.

Cada año, desde hace ya varios?, el 15 de noviembre es la fecha que el Teléfono de la Esperanza dedica a sensibilizar acerca de la importancia de escuchar a determinados colectivos que reclaman atención. Por ejemplo, los adolescentes, los abuelos, los cuidadores, los inmigrantes, los que viven solos…

Este año, en concreto, la celebración se centra en la escucha del colectivo de las personas con discapacidad.

¿Por qué tanto realce al simple hecho de escuchar? ¿Por qué tanta insistencia en ello?

Porque está sobradamente demostrada la utilidad, el beneficio y la grandeza de una buena escucha, basada en el respeto, la aceptación, la falta de enjuiciamiento y la ausencia de prejuicios.

Escuchando a los otros ayudamos a construir relaciones sanas y a solventar problemas. Creamos lazos de comunicación y establecemos nexos de conexión donde sólo había soledad e incomunicación. Acercamos posturas y alcanzamos retos. El mayor: la reconstrucción de estructuras personales deterioradas.

Escuchándonos a nosotros mismos nos conocemos mejor, crecemos como personas y somos capaces de ser más solidarios.

Tal vez lo más relevante de estas celebraciones sea dejar claro un mensaje: hablar menos y escuchar más.

Porque, sin duda, escuchando demandas internas y externas hacemos un mundo más agradable y una estancia más feliz en él a aquellos que nos rodean.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla