Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Ganar al cáncer antes de nacer

Cinco hombres y ninguna mujer han sido derivados a los centros de reproducción asistida públicos para preservar su fertilidad ante un tratamiento oncológico que ponía en riesgo futuros embarazos.

ana gaitero
26/01/2017

 

LEÓN

Ninguna leonesa ha sido derivada aún a los centros públicos de reproducción humana asistida para preservar su fertilidad ante un tratamiento de cáncer u otras patologías que la hagan peligrar. Desde 2014, Sacyl incorporó la vitrificación de ovocitos y de esperma en su cartera de servicios aunque sólo se realiza por ahora en dos centros de Valladolid, el Hospital del Río Hortega y el Clínico Universitario.

La preservación de la fertilidad femenina consiste en la vitrificación ovocitaria o embrionaria y permite a las mujeres en edad fértil someterse a tratatamientos que pueden hacer peligrar la posibilidad futura de un embarazo.

Hasta que se puso en marcha la orden de 2014, las mujeres sólo tenían la opción de recurrir a los centros de reproducción asistida privados para realizar este procedimiento. Varias leonesas lo han hecho. Como Camino Fernández que dio a luz a dos hermosos gemelos después de superar un linfoma. Entonces todavía no existía la posibilidad de hacerlo en un hospital público en Castilla y León.

Según los últimos datos disponibles de Sacyl, de 2015, en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid se realizaron 14 ciclos de conservación de ovocitos o embriones, mientras otros dos fueron realizaron en el Hospital Clínico de la misma ciudad.

A octubre de 2016, las áreas de salud de León y el Bierzo no habían derivado a estos centros ningún caso para vitrificación de ovocitos y se contabilizan cinco pacientes para procedimientos de congelación seminal, 4 del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) y 1 del Hospital del Bierzo.

El presidente de la Asociación Española contra el Cáncer en León, Serafín de Abajo, señala que «todos los médicos saben que existe esta posibilidad y naturalmente que se la ofrecen a las mujeres, otra cosa es que, afortunadamente, no hay tantos casos de cáncer en mujeres en edad fértil pues el 99% de los diagnósticos se dan a partir de los 50 años».

Sin embargo, es un tema aún poco conocido y menos aún que existe el derecho en la sanidad pública. En la Asociación Leonesa de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama (Almom) no conocen ningún caso de mujeres que lo hayan solicitado en los centros sanitarios leoneses.

La vitrificación o congelación de ovocitos puede chocar con obstáculos de tiempo. Para asegurar la posibilidad de embarazo es necesario congelar varios ciclos de ovocitos o embriones. La naturaleza necesita su tiempo y por otro lado, posponer un tratamiento, puede suponer un riesgo para la paciente. La espera puede ser un problema con un cáncer de crecimiento rápido, como la leucemia aguda.

Como es necesario realizar una estimulación ovárica, las hormonas tienen que ser cuidadosamente elegidas para que no interfieran en el proceso neoplásico particularmente cuando se trata de cáncer de mama. Son las pacientes que más demandan la vitrificación en casos de cáncer, según IVI, uno de los centros de reproducción asistida de España.

«La fertilidad de los pacientes puede verse afectada tanto durante el tratamiento oncológico —cuando un embarazo no deseado puede constituir un grave problema— como después, si el tratamiento del cáncer causa infertilidad», señalan los expertos del MD Anderson Cáncer Center.

Por eso a las pacientes se les advierte siempre que debe evitar el embarazo durante la quimioterapia o la radioterapia y al menos seis meses después. Aunque el tratamiento puede reducir el número de espermatozoides en los hombres y hacer desaparecer la menstruación en las mujeres, los embarazos son posibles en estos períodos de tratamiento así que aconsejan utilizar los métodos anticonceptivos que recomiende su médico.

Las repercusiones dependerán de las dosis de la quimioterapia y radioterapia y de las zonas afectadas por la enfermedad. La congelación de ovocitos y embriones es una de las alternativas para las mujeres. Cuando se trata de embriones, se extraen óvulos de la paciente y se fecundan en un tubo de ensayo con el semen de la pareja o de un donante.

Otra de las opciones es la congelación de ovocitos sin fecundarlos. Es la opción preferida por las mujeres que no tienen una pareja estable. Sin embargo, las posibilidades de embarazos futuros se reducen de manera importante respecto a los embriones. «La congelación de óvulos sigue siendo experimental y ha conseguido menos de 200 nacidos vivos en todo el mundo», asegura el MD Anderson Center de Madrid.

También hay mujeres que se extirpan parte de los ovarios antes de someterse al tratamiento para su congelación. Los bancos de tejido ovárico se han creado con estos fines, aunque es una técnica aún en fase experimental que ha conseguido un puñado de embarazos en todo el mundo.

Una opción para las mujeres sometidas a quimioterapia consiste en administrar una hormona para mantener los ovarios en una especie de menopausia temporal durante el tratamiento. Pero tampoco hay unanimidad entre los expertos en reproducción y los especialistas en oncología sobre la efectividad de este tratamiento.

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León apunta en este terreno que la «cartera de servicios de Sacyl en reproducción humana asistida está dirigida a dar respuesta terapéutica a los procesos patológicos responsables de esterilidad, así como respuestas de tipo preventivo en el caso de enfermedades transmisibles y para la prevención de la fertilidad».

Las técnicas que se incluyen en la oferta del servicio público son: inducción de la ovulación para coitos dirigidos, inseminación artificial homóloga con semen de la pareja o conyugal e inseminación heteróloga con semen de donante. Estas son las técnicas que se llevan a cabo en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital de León que, durante el 2015, realizó un total de 151 tratamientos de inseminación artificial (141 con semen de la pareja o cónyuge y 10 de donante). En toda la Comunidad se llevaron a cabo 1.791 tratamientos de inseminación artificial (1.504 con semen de la pareja o cónyuge y 187 con semen de donante).

Dentro de la cartera de servicios se encuentra también la fecundación in vitro clásica y la transferencia de embriones con semen del cónyuge o donante. Ninguno de estos tratamientos se realiza en los hospitales públicos de León y El Bierzo, como tampoco la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, ya sean del cóyuge o de donantes.

La donación de ovocitos para fecundación in vitro con semen del cónyuge, el diagnóstico genético preimplantacional de enfermedades monogénicas o de alteraciones cromosómicas también figuran en esta cartera de servicios, al igual que la preservación de la fertilidad masculina y femenina en caso de patologías oncológicas o médicas responsables de su posible pérdida.

Estas técnicas, incide la Consejería, se aplican cuando existe un diagnóstico de esterilidad/infertilidad primaria o secundaria y no existe contraindicación clínica para el tratamiento y/o la gestación. Es accesible a parejas infértiles o estériles, lo que excluye a mujeres solas. La edad de la mujer debe estar entre 18 y 40 años y la del hombre entre 18 y 55. Se intentan hasta tres ciclos de tratamiento con buena respuesta y un máximo de cuatro ciclos en la inseminación artificial con semen de la pareja y 6 si es de donante.

El diagnóstico genético preimplantacional tiene un límite máximo de tres ciclos. La cartera de servicios se regula en la orden SS/2065/2014 de 31 de octubre. Todos los hospitales de la Comunidad realizan estudios de esterilidad, pero las «técnicas más complejas» están reservadas a los centros de referencia en Reproducción Asistida Humana, ambos en Valladolid.

Asimismo, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid es exclusivo en las técnicas de diagnóstico preimplantacional y para los tratamientos fiv con ovocitos donados. La inseminación y la fecundación in vitro con gametos donados y la preservación de la fertilidad son nuevas prestaciones desde 2014.

 

Última hora
Las noticias más...
Y además...


Club de prensa

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León