+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Alianza contra el Hambre pide desde la capital gastronómica incluir la alimentación en la Constitución

Tratar la malnutrición se lleva el 7% del gasto sanitario. La Alianza contra el Hambre se reunió ayer en León para reivindicar políticas efectivas contra la mala alimentación, tanto el hambre como la obesidad. El diagnóstico ya está hecho. Faltan políticas efectivas..

 

Presentación del encuentro nacional que se celebró en el Palacio del Conde Luna. JESÚS F. SALVADORES -

08/11/2018

carmen Tapia | León

«La Constitución española no recoge el derecho a la alimentación y por eso se reivindica que la Carta Magna incluya en su articulado este desafío». Así lo defendió ayer el presidente honorífico Alianza Contra el Hambre, Alfonso Rodríguez, que inauguró el encuentro nacional que durante dos días convierte la Capitalidad Gastronómica en el epicentro social de la lucha contra la malnutrición en el mundo. En el encuentro no sólo se habló de hambre. La malnutrición que preocupa cada vez más es la que tiene como cara más visible el sobrepeso y la obesidad.

«No es fácil encontrar un encuentro como éste que se celebra en León en el que se debata de manera constructiva y en profundidad los problemas de la malnutrición», aseguró a este periódico Arturo Angulo, coordinador adjunto de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en España. «Hasta ahora nos preocupaba y nos sigue preocupando los grandes desafíos del hambre en el mundo, pero cada vez más nos preocupa el exceso, que es un fenómeno que va a peor».

La concejala de Servicios Sociales, Aurora Baza, defendió el papel de los servicios sociales como ejes centralizadores de la distribución de los alimentos a las personas necesitadas, además de la inclusión de políticas incentivadoras del resto de los servicios.

Los representantes de la administración pública, empresarial sociedad civil y educativa acordaron medidas que diferencien el corto y largo plazo de la asistencia, aprovechar las herramientas de todos los servicios para abordar el problema sistémico de la malnutrición, ofrecer programas específicos, incentivar el papel de los servicios sociales, evitar duplicidades de las ayudas, adoptar medidas individuales para cada persona, sensibilizar, crear marcos legales en el sector alimentario, evaluar el impacto de las ayudas en las personas que reciben alimentos e integrar el debate en el desarrollo sostenible.

«Hay mucha concienciación pero faltan medidas efectivas», alertó el coordinador adjunto de la FAO en España.

Karmele Sáez, coordinadora del área técnica del comité español de Acnur, destacó la relación del hambre y los desplazamientos ocasionados por los conflictos internacionales. «Es necesario tomar medidas conjugando varios factores como los ciclones, los desplazamientos y los conflictos que provocan la dificultad de la llegada de ayudas y la sostenibilidad». Sáez destacó la importancia del pacto mundial del año 2016 de los refugiados inmigrantes. «Hay un compromiso político para que este año se desarrollen programas concretos de ayudas».

Por su parte, la médico nutricionista de Acción contra el Hambre, Pilar Charlé, destacó que las acciones contra el hambre siempre se han focalizado en el defecto «pero ahora nos encontramos con que la desnutrición y la obesidad conviven en países de América Latina» y criticó la falta de voluntad política para atajar el problema.

José María Medina, director de Prosalus, evidenció la falta de políticas eficaces para evitar la malnutrición de la que no se escapa ningún país. «En España, un 7% de los costes en salud se destinan a paliar los efectos de la mala alimentación. Hay más de diez millones de personas con sobrepeso y obesos y eso tiene graves consecuencias para la salud como son, entre otros, el cáncer y la diabetes».

Arturo Ángulo, de la FAO, instó a los gobiernos a tomar medidas «urgentemente». «Ya hay suficiente concienciación, ahora sabemos que tenemos un desafío y hay que hacer política. Faltan medidas y un refuerzo en la cooperación».

La Alianza Contra el Hambre ofrecerá hoy sus conclusiones al finalizar el encuentro y la entrega de premios escolares.




Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por Ricardo 9:14 - 08.11.2018

Cono si la Constitución Española sirviese paga algo. Ya vemos como se garantiza el derecho a un empleo, a una vivienda digna o a la igualdad. De momento, la práctica totalidad de las ayudas públicas para personas en exclusión social se queda entre intermediarios, Onjetas, burocracia lucrativa y chiringuitos públicos inútiles.