Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

LEONESAS DE AYER Y HOY | DELIA HIDALGO CHAPADO

La boticaria de Riello que combatió el tifus en La Mancha

La primera boticaria de León nació en Riello en 1900 y estuvo al frente de una farmacia en la capital hasta que en 1929 se casó y marchó a Ciudad Real. Fue también maestra .


20/12/2016

 

ana gaitero | león

Cuentan que Delia Hidalgo Chapado (Riello.1900-Torrenueva.1985) hablaba tan bajito que apenas se le oía. Sus hijas le decían que era un truco para que «no habláramos y la escucháramos con atención». «Era de esas personas que no te obligaba te convencía», señala una de sus hijas.

Una mujer sencilla, pero muy prolífica en su vida profesional. Así fue la primera farmacéutica de León y en su tiempo la única mujer al frente de una botica. Graduada primero en Magisterio, en la Escuela Normal de León, estudió la carrera de Farmacia en la Universidad Central de Madrid, en el edificio que hoy alberga la Real Academia de Farmacia. Residía en casa de un tío que era farmacéutico en el laboratorio municipal de Madrid.

Tras pasar algún tiempo en una botica de La Bañeza, ejerció en un farmacia de la capital, en el número 8 de la calle Pérez Galdós de la capital leonesa (actualmente Varillas), hasta 1929. Al casarse con Pedro González de la Herrera traslada su residencia al pueblo de Torrenueva en la provincia de Ciudad Real y allí pasa el resto de su vida, al frente de la farmacia que heredaron de su suegro.

Delia Hidalgo fue una mujer sencilla y muy entregada a su trabajo. Según cuenta su hija Pilar, en el despacho tenía un pequeño laboratorio en el que desde muy temprano preparaba las fórmulas magistrales y los emplastos para animales, muy demandados pues eran la fuerza motriz en una tierra eminentemente agrícola.

No dejó de formarse. En Granada hizo el curso de Inspección Farmacéutica Municipal y en Torrenueva actualizó las prácticas de Laboratorio. Fue becada por la Jefatura Provincial de Sanidad de Ciudad Real y asistió a los cursos organizados por la Escuela Nacional de Sanidad de Madrid.

Muy apreciada en el pueblo, porque «se daba a todos sin darse importancia y enseñaba mucho a la gente», la farmacéutica omañesa era considerada una autoridad en materia de sanidad. Todo el mundo recuerda que jugó un papel clave en la lucha contra el tifus en esta localidad de La Mancha. «Hizo mucho, vigiló las aguas estancadas y comunicaba al ayuntamiento todo lo que tenían que hacer» para frenar la epidemia que se declaró durante la posguerra.

Cuando en una reunión de la junta sanitaria oyó decir al alcalde que suprimirían dos escuelas del pueblo por falta de maestro y maestra no dudó en ofrecer su título para que se conservaran las aulas. Y lo que iba a ser una solución provisional se convirtió en 14 años de la vida profesional de Delia Hidalgo.

Compatibilizó farmacia y escuela con la crianza de sus cinco vástagos, cuatro chicas y un chico y una viudedad temprana. Su marido falleció cuando ella contaba tan solo 37 años, a los ocho años de casarse.

No era una situación nueva para la omañesa. Su madre, la salmantina Julia Chapado Franco (Salamanca 1880-Riello 1949), también enviudó muy joven. Su padre, el médico Heliodoro Hidalgo Robles (Riello 1872-1918), murió a consecuencia del mal de moda, la gripe, cuando contaba solo 46 años, víctima de un contagio mientras ejercía su profesión.

Delia, la mayor de una prole de nueve chicos y chicas, tenía 18 años cuando quedó huérfana, aprendió corte y confección y hacía su propia ropa y la de sus hermanos para ayudar a la madre. Cuando murió su marido, recibió el apoyo de los Hidalgo para sacar adelante y dar estudios a sus hijas e hijo. «Todos se volcaron para ayudarla y nos enseñó a ser agradecidos», comenta su hija Pilar. «Consiguió que todos tuviéramos una carrera y fuéramos funcionarios», añade.

«En verano nos mandaba a Riello, porque en La Mancha hacía mucho calor y tenemos grandes recuerdos de aquel tiempo», comenta su hija Pilar.

Delia Hidalgo Chapado forma parte de una saga dedicada a la sanidad humana y animal desde diferentes profesiones. Su nombre figura en la placa de la avenida Doctores Hidalgo de Riello, junto a sus tíos Alfredo Hidalgo Robles, Jesús A. Hidalgo Robles, su padre Heliodoro Hidalgo Robles y su hermano José María Hidalgo Chapado.

 

Última hora
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León