+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Currículum ciego para emplear a más mujeres y mayores

San Andrés, segundo municipio de España que firma el protocolo para implantar el currículum ciego (sin foto, edad, género ni procedencia) en la gestión del empleo

 

El currículum anónimo es una de las medidas que fomenta la igualdad de oportunidades en el empleo. JESÚS F. SALVADORES -

ANA GAITERO | LEÓN
06/03/2018

Más de 500 personas pasan cada año por el Centro Municipal de Formación y Empleo (Cemfe) de San Andrés del Rabanedo en busca de un empleo. La mayoría se limitaban a dejar su currículum sin más. La orientadora, Maite Sacristán, intenta retenerles y hacer una prospección de sus posibilidades a través de una entrevista personal.

Con todo, muchas personas nunca son llamadas para una entrevista de trabajo. Mujeres que se reincorporan a la vida laboral después de una etapa dedicadas a la crianza y hombres y mujeres mayores de 45 años son las personas que más dificultades encuentran para encajar en las ofertas de empleo que llegan al Cemfe.

Para superar estas barreras y favorecer la igualdad en el acceso al trabajo, el Ayuntamiento de San Andrés se acaba de sumar a la lista de 76 empresas que han suscrito el protocolo de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad del Ministerio de Sanidad para implantar el proyecto de curriculum vitae anónimo en la selección de personal. Se trata de convencer a las empresas del municipio de que acepten demandantes para sus ofertas sin conocer la edad, el sexo, la procedencia y el aspecto físico.

La Junta de Gobierno municipal aprobó el proyecto que convierte a San Andrés en el segundo municipio de España, después de Alcorcón (Madrid), en implantar esta medida, en la que es pionera la empresa Piva en León. «Estar ahí nos permite profundizar en medidas de apoyo a las personas que más dificultades tienen para acceder siquiera a una entrevista y estar en contacto con otros profesionales comprometidos con la igualdad», precisa la técnica del Cemfe, Silvia Arce.

Con esta nueva herramienta, el personal del Cemfe se siente «más acompañado» en el proceso de ayudar a las personas a encontrar empleo y da continuidad a la iniciativa que puso en marcha la agente de igualdad, Maite Cimadevilla, contratada con una ayuda de la Junta en los últimos seis meses.

San Andrés se convierte en «un banco de pruebas» para mejorar las prácticas en los procesos de selección de personal y vencer las resistencias de las empresas a acceder a perfiles no estereotipados para determinados puestos. Es un «momento clave», subraya la concejala de Empleo, Camino Cabañas, después de pasar el bache de la crisis para situar de nuevo al Cemfe como un punto de referencia y «crear sinergias con otras entidades».

Actualmente, la dinámica económica ha hecho que las grandes empresas del municipio vuelvan a recurrir al Cemfe con más intensidad: «Ya nos llegan ofertas con condiciones que se pueden contar a la gente», precisa la orientadora laboral, Maite Sacristán.

Con el protocolo se ha abierto la puerta a «una mayor sensibilización en la igualdad dentro del empleo» y el municipio se ha visibilizado con una medida pionera. El curriculum ciego, admiten en el Cemfe, ha supuesto un revulsivo para todo el equipo y todos sus miembros se han convertido «en pequeños altavoces» para difundirlo en sus acciones respectivas.

La necesidad de poner en marcha herramientas de este tipo quedó patente en el estudio que realizó la anterior agente de igualdad, Lourdes Álvarez Fernández. «Detectó sesgos de género en las demandas, especialmente entre las mujeres con una trayectoria enfocada a determinadas profesiones y que han estado apartadas del mercado laboral por motivos de crianza de hijos e hijas», precisa Arce.

También se observan resistencias de las empresas a contratar a mujeres en sectores tradicionalmente masculinizados, como son el automóvil o a hombres mayores de 45 años. «Son limitaciones que a veces nos imponen en las ofertas de empleo», admite la orientadora.

«Se descartan con mayor frecuencia a mujeres o a personas que tienen nombres con connotaciones extranjeras, o con edades consideradas no idóneas por la razón que fuere», apunta el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Con el currículum anónimo los «procesos de selección se centran exclusivamente en las capacidades de la persona candidata al puesto de trabajo a cubrir y suprimen referencias personales tales como: nombre, sexo, edad, fotografía u otras circunstancias personales», precisa.

El sesgo de género está también «interiorizado entre las personas que buscan empleo, llevan la barrera en la cabeza», precisa. La orientadora laboral sondea sobre las causas por las que algunas personas ni siquiera son llamadas para las entrevistas laborales después de entregar un currículum. «Si descartamos la crisis, que el trabajo sea obsoleto porque ya se ha reciclado y tiene formación, hay que buscar otras causas», explica Maite Sacristán.

La edad, el género y tener hijos son las barreras que más se encuentran en esta segunda criba. La desigualdad en el acceso a los puestos de trabajo por cargas familiares. «El empresario muchas veces actúa por inercia y lo que se busca es reeducar un poco porque pueden estar perdiendo a una persona con capacidades estupendas por no salir de un esquema», añaden.

Romper las tradiciones y los estereotipos ayudará también a que las personas se centren en lo importante, las habilidades para el puesto «en lugar de estar pendientes de la fotografía, que es su única puerta de acceso a una entrevista y no aporta nada a la forma de trabajar de las personas», recalcan.

Con los sesgos de género, edad o procedencia «la gente se tiene que centrar en cosas absurdas en lugar de lo que entra en juego a nivel profesional». El Ayuntamiento de San Andrés destaca que las 76 empresas que han suscrito el protocolo de curriculum ciego son de gran envergadura y su gestión de recursos humanos tiene alcance.


Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por Ricardo 11:35 - 06.03.2018

El Ecyl debería estar cerrado y los chiringuitos municipales que tratan de emular esa misma inutilidad e incompetencia del Ecyl también deberían cerrar. Ya esta bien de marear a los desempleados. Encontrar empleo no es cuestión de género, ni de edad, ni de origen, es cuestión de tener enchufes, contactos y recomendación.