+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El equipo que pone a dieta a 250 leoneses

Cincuenta profesionales sanitarios se han propuesto reducir en León las enfermedades cardiovasculares. Forman parte de un equipo nacional que quiere demostrar que es más saludable una dieta mediterránea baja en calorías que la reducción de grasas en las comidas. Buscan personas obesas para ponerlas a dieta y controlarlas durante diez años.

 

El profesor Vicente Martín junto a la enfermera y nutricionista contratadas para la realización del estudio en León. JESÚS F. SALVADORES -

06/08/2016

carmen tapia | león

Las dietas en las que se reducen grasas o hidratos de carbono no han demostrado que mejoren la salud cardiovascular y presentan otros problemas que cuestionan su efectividad. Un equipo de más de cincuenta profesionales sanitarios de León se ha embarcado en un proyecto nacional para demostrar que no hace falta someterse a un régimen restrictivos para evitar las enfermedades cardiovasculares. Buscan a 250 leoneses con sobrepeso u obesidad para pautarles una dieta mediterránea baja en calorías y ejercicio físico. Ya tienen a 110 pero esperan sumar 130 más hasta octubre para completar el estudio. Los participantes probarán la dieta mediterránea y ejercicio físico durante un año, pero el equipo seguirá su evolución durante un decenio.

«Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo y en nuestro país y están muy relacionadas con el estilo de vida, con la dieta y la actividad física», asegura Vicente Martín, profesor titular del área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de León, uno de los directores del estudio.

Los profesionales sanitarios leoneses que participan en el estudio Predimed-Plus pretenden demostrar que, en personas de alto riesgo de mortalidad cardiovascular, una intervención basada en la promoción de la actividad física y una dieta mediterránea hipocalórica va a reducir la mortalidad cardiovascular.

La investigación viene precedida del estudio Predimed-1, que ha demostrado que una dieta mediterránea hipocalórica sí reduce los problemas cardiovasculares y es más efectiva. Como continuación a este estudio se inició en el año 2013 el proyecto Predimed-Plus. Una investigación financiada por el Instituto de Salud Carlos III a través de proyectos FIS, un ensayo multicéntrico, aleatorizado en el que participan 23 centros de investigación de toda España. Además de León, participan las universidades de Málaga, Navarra, Rovira Virgili, Granada, Valencia, Las Palmas, Islas Baleares, Miguel Hernández y Jaén y los hospitales Clínico de Barcelona,a Málaga, Clínico de Madrid, Bellvitge, Txagorritxu, del Mar de Barcelona y Son Espases, además de fundaciones y entidades.

Los investigadores buscan a hombres con edades comprendidas entre los 55 y 75 años y mujeres entre 60 y 75 años con un índice de masa corporal >27 y <40 kg/m2 y síndrome metabólico. «Es un ensayo clínico que pretende demostrar que en personas de alto riesgo de mortalidad cardiovascular una intervención basada en la promoción de la actividad física y una dieta mediterránea hipocalórica va a reducir la mortalidad cardiovascular», asegura Vicente Martín.

En el estudio pueden ser incluidas las personas con sobrepeso elevado u obesas de más de 55 años en el lado de los hombres y más de 60 en el caso de las mujeres, con un tope de edad de 75 años.

El tamaño de la prueba en toda España será de 6.000 participantes repartidos en dos grupos. El reclutamiento se inició en septiembre de 2013 y finalizará en octubre de 2016. Los resultados finales estarán disponibles a partir de 2020. «En León ha hemos seleccionado a 150 personas que llevan varios meses con la dieta y el plan de ejercicios. El resultado preliminar es esperanzador porque se ha demostrado una reducción del peso del 6%», asegura Martín. Pero necesitan todavía a otro centenar de candidatos. Los investigadores recorren estos días los centros de salud de León para seleccionar a posibles participantes, pero están abiertos a voluntarios que cumplan los requisitos. Los centros de salud en los que actualmente se está trabajando son Trobajo del Camino, Condesa, José Aguado, Eras de Renueva, Palomera, San Andrés, Pinilla y Armunia.

El estudio se lleva a cabo gracias a la financiación de Semergen (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria), que a través de un convenio con la Universidad de León financia la contratación de una enfermera y una nutricionista durante los dos primeros años del proyecto.

Las enfermedades cardiovasculares son las responsables del 30,9% de las muertes en España. La dieta saludable y el ejercicio físico reducen la posibilidad de infarto, ictus o muerte cardiovascular.

Los voluntarios estarán a dieta durante un año pero el equipo les mantendrá en seguimiento durante diez más.