+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

España pulveriza el récord en donaciones con 4.818 trasplantes

 

12/01/2017

efe | madrid

España, líder mundial en donación y trasplantes durante 25 años consecutivos, ha vuelto a pulverizar en 2016 su propio récord, al alcanzar máximos históricos: 43,4 donantes por millón de personas (un total de 2.018 donantes) y 4.818 trasplantes. En total, el año pasado se han realizado 2.994 trasplantes renales, 1.159 hepáticos, 281 cardíacos, 307 pulmonares, 73 de páncreas y cuatro intestinales. La lista de espera, además, se ha reducido para casi todos los órganos y ha pasado de 5.673 pacientes en 2015 a 5.477, es decir ha bajado en 196.

Este es el balance que ha conocido ayer la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, en su visita a la sede de la Organización Nacional de Trasplantes, liderada por Rafael Matesanz desde hace 28 años, cargo que dejará en los primeros meses de este año.

Para la ONT, estos buenos resultados se explican por el fomento de la donación en asistolia (uno de cada cuatro donantes lo es en asistolia) y una mayor colaboración de los médicos de urgencia en la detección de posibles donantes (los donantes detectados en urgencias suponen ya el 24 % del total). La donación en asistolia (donación de un fallecido de una parada cardiaca) se afianza como la vía más clara de expansión del número de trasplantes, con un total de 494 donantes lo que representa un incremento del 57 %. Este tipo de donación representa ya el 24 % del total de donantes fallecidos y en la actualidad 68 hospitales españoles tienen programas de este tipo de donación.

Donantes vivos

Por contra, por segundo año descienden los trasplantes renales de donante vivo: 341 frente a los 388 de 2015, probablemente por la mayor oferta de trasplante de donante fallecido. Los donantes por accidentes de tráfico se sitúan en un 4,4 %, un porcentaje similar al de años anteriores.

El envejecimiento progresivo de los donantes se ha acentuado: más de la mitad (54,6 %) supera los 60 años, cerca de la tercera parte los 70 y casi un diez por ciento los 80. El máximo histórico se ha registrado con un donante hepático de 94 años. Las negativas familiares se han mantenido en términos similares a los del año pasado, con un 15,6 %.

Buscar tiempo en otra localidad