+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

SOCIEDAD

Gastronomía leonesa en un rincón solidario en Berlín

Casi 700 niños y niñas de Malawi comen gracias a un leonés. El leonés Ubaldo Valverde y su mujer María del Mar Reines, donan parte de los beneficios del gastrobar El Colmado, abierto en Berlín con productos españoles y leoneses, a proyectos solidarios

 

Ubaldo Valverde y María del Mar Reines, en el gastrobar El Colmado en Berlín, ayer. DL -

CARMEN TAPIA | LEÓN
19/08/2018

Casi 700 niños y niñas (662)del Miomba Primary School, en Malawi, comen durante todo el año gracias a los 11.000 euros que envía un leonés, el abogado Ubaldo Valverde, propietario de El Colmado, un grastrobar/tienda de productos premium españoles y leoneses abierto desde el mes de octubre en Berlín. El Colmado es un rincón gastronómico solidario, una apuesta de leonés, de 30 años, y su mujer María del Mar Reines, de 33, una bióloga especialista en cáncer de estómago que sigue sus investigaciones en Berlín tras ser despedida del CSIC en Madrid. El famoso www.iheartberlin.de, uno de los blogs gastronómicos más importantes de Berlín, lo consideran ya el mejor restaurante de comida española en Berlín por su apuesta innovadora y única en toda Alemania al fusionar conceptos como degustación de productos como jamón, quesos, conservas y embutidos, take away (comida para llevar) con la venta de bocadillos y cucuruchos de jamón ibérico, y la venta de productos premium españoles y leoneses. Los productos de primera calidad que más éxito tienen en el gastrobar son los procedentes de León como los quesos Marsán, Quesería Picos de Europa, amelias y tejas de hojaldres Nazaré, cecina, lengua de Quiñones, roscones de reyes de Conrado de La Bañeza y coronas. «Lo que más se vende, sin duda, son los quesos que traemos de León de Marsán. Lo cierto es que en nuestra tienda la estrella es el jamón, que absorbe la cuenta de muchos otros productos. El roscón de Reyes de Conrado fue un auténtico éxito porque nunca nadie lo había vendido en Berlín. Importamos setenta unidades y los vendimos todos en dos días, con una lista de espera enorme, incluso tuvimos que dejar de seguir apuntando», explica Ubaldo Valverde desde Berlín.

Pero lo que más gusta a este emprendedor matrimonio leonés es que el negocio les permite realizar una labor solidaria por la que siempre han apostado. Donan 35 céntimos de cada producto vendido a la oenegé Mary’s Meals, que trabajan par reducir el hambre infantil. «Es espectacular porque apuestan por comida más educación para que tengan un futuro. Alimentar a niños para solventar la necesidad inmediata de alimentarse, recibir una educación que les permita salir de la pobreza. Además, compran la comida local para potenciar la economía del país y evitar la dependencia exterior de recibir comidas. A veces la gente piensa que la comida se tira en avionetas y eso sólo pasa en crisis humanitarias debido a las guerras».

El Colmado está situado en Alexanderplatz, la plaza más céntrica y turística de Belín. «Gracias a nuestra ubicación al lado del Ayuntamiento y del tradicional barrio de Nikolaiviertel, tenemos una inmejorable exposición a todo turista que llega a Berlín, pero principalmente españoles que buscan refugio en un lugar donde se habla castellano y donde se ofrece una oferta gastronómica sencilla como puede ser un bocadillo de jamón ibérico con cerveza», explica Ubaldo Valverde.

En el gastrobar leonés de Berlín «intentamos ofrecer la mejor calidad y excelencia de productos, importándolos nosotros mismos desde España y por eso huimos de un concepto tradicional de restaurante y aplicamos la sencilla filosofía de que el mismo jamón, anchoa o tarta de Santiago que se come en Extremadura, Santoña o Galicia, se pueda degustar, con las mismas características y calidad, en Berlín».

Una oportunidad en Alemania

Ubaldo y María del Mar decidieron embarcarse en esta aventura empresarial tras apostar por el desarrollo de sus carreras profesionales en Alemania. María del Mar, nacida en Mallorca, llegó a Alemania para desarrollar su labor investigadora científica como doctora en Biología especialista en cáncer de estómago. «En España apenas tenía aportunidades y, sobre todo, no contaba con los medios para continuar con la línea de investigación». A la semana de echar los primeros currículos para el extranjero la llamaron desde Berlín para trabajar en Max Planck Institute, y está a punto de publicar su primer artículo en Nature. Ubaldo, que en el año 2009 estuvo de voluntario en Etiopía, siguió lo pasos de su mujer unos meses más tarde. «Trabajaba como abogado en un bufete estadounidense en Madrid y lo dejé para venir a Berlín y trabajar en la asesoría jurídica de Deutsche Bank. En marzo comencé a trabajar en la asesoría jurídica de Bombardier, uno de los mayores fabricantes del mundo de aviones y trenes y acabo de ser ascendido a abogado responsable del negocio en Asia».

Una obsesión

El matrimonio ha decidido embarcarse en una aventura empresarial con el objetivo puesto en «una obsesión» que es ayudar a erradicar el hambre infantil, «pero también para promocionar la Marca España fuera de nuestro país. «Al donar una parte importante de nuestros ingresos estamos dando lo mejor de nosotros mismos, nuestro tiempo y energía para que nuestro modelo de negocio sea sostenible. Si éste fuera el caso, tenemos la firme vocación de escalarlo y abrir más Colmados en otras ciudades alemanas o europeas».

En El Colmado trabajan seis personas y ponen a la vista un contador de comidas donadas en tiempo real en su página web, que también tiene visibilidad en las redes sociales como Facebook y Twitter.




Buscar tiempo en otra localidad