+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Hay muchos animales fieles a su pareja durante toda la vida

 

Pingüinos paseando por las instalaciones del parque -

Belén Rodrigo - efe | coimbralisboa
Belén Rodrigo 14/02/2005

El oceanográfico de Lisboa aprovecha cada 14 de febrero, día de San Valentín, para lanzar una campaña divulgativa sobre las relaciones amorosas de los animales. Ajenos a la invasión publicitaria y comercial que viven los humanos en esta fecha, los animales también tienen rituales amorosos con sus parejas, que en ocasiones se pueden conemplar sin ser vistos. Los simpáticos pingüinos constituyen la especies más fiel dado que las parejas se forman para toda la vida y únicamente se deshace en el caso de que dejen de producir descendientes fértiles. Una vez concebidas las crías depositan uno o dos huevos bajo los arbustos o agujeros y los tapan con sus plumas, con palos, hojas o algas para que estén calientes y así los pollitos estén protegidos del viento y de la lluvia helada. Las nutrias también son curiosas, pueden estar en celo en cualquier época del año, aunque su mayor actividad se registra entre diciembre y marzo. Los machos emiten silbidos por la noche y la pareja siempre va unida, jugando a perseguirse en el agua sin cesar. Entre las relaciones más extrañas encontramos a los caballitos de mar, en esta pareja, es el macho el que incuba los huevos durante cuatro o cinco semanas, finalizado este periodo, se contrae repetidamente hasta liberar a los pequeños. La pareja realiza una danza de cortejo, entrelazando la cola. En esta posición, la hembra traspasa de su cloaca sus huevos a la bolsa ventral del macho, que está recubierta de un suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado. El nacimiento de los jóvenes caballitos de mar parece ser agotador para el padre. Los primeros días entrarán y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior. El espinoso de mar es uno de los peces con un ritual de reproducción más complejo. Durante la época de cría el vientre de los machos se vuelve de color azul, construye su nido y la hembra pone 150 ó 200 huevos, que el macho cría hasta que nacen las larvas, después, los dos progenitores mueren y las crías inician el ciclo.

Buscar tiempo en otra localidad