+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CRÉMER CONTRA CRÉMER

En León se sigue matando mucho Mariano Álvarez Gómez, miembro de la Academia de Ciencias Morales

 

VICTORIANO CRÉMERVICTORIANO CRÉMER 24/06/2005

Y NO ES PORQUE nosotros lo digamos, pero lo cierto, lo comprobado y doloroso es que en León, en esta tierra amable, hospitalaria y peregrina, se mata mucho más de lo previsto por el mando y que lo dispuesto en la ley. No parece sino que aquí, al que no mata, le expulsan. El pregonero de cada día, nos informa: «Tenía 24 años, estaba embarazada y desapareció de Trobajo del Camino, que es tierra santa, camino de la Virgen, un día o una noche del 13 de mayo. Que ya el número del calendario avisaba que lo prudente es no salir de casa sin paraguas. La chica, había llegado de las tierras fuertes de Laciana y al cabo de no pocos intentos, porque el trabajo no es ni mucho menos fácil ni para los lacianiegos ni para los ugandeses, la familia decidió trasladar sus cuarteles a la capital de la provincia, donde según los más preclaros nacionalistas, León estaba llamada a construirse en emporio de riqueza y en campo fácil para el mayor provecho de quien a León viniera con ganas de darle al martillo, salvo -como después se vio, que la dirección informativa señalara el lugar de trabajo en Antibióticos de los italianos, en donde apuntarse para cubrir un empleo, era como dar de comer a los caimanes. Pues una vez que la familia lacianiega, con su bella hija al costado llegara a la capital, encontró un trabajo como de camarera en un establecimiento, se supone que para el mejor servicio del cliente. Y además en Trobajo del Camino, que era donde había levantado su tienda la familia itinerante de Villaseca de Laciana. Y cuando todas las señales indicaban que al fin la Providencia se había apiadado de tantísimo desaliento acumulado al cabo de trabajar sin descanso y ¡ay! también sin provecho, aquel infausto día o noche del día 13 del mes de las flores, la muchacha que probablemente respondería a las siglas R.F.A. si le fuera posible, desapareció, sin dejar señales claras de su destino, ni rastros que pudieran conducir a la señora Guardia Civil al lugar de su paradero. Así, en plena angustia, hasta que una de esas vecinas providenciales que están en todas, encontró el cadáver de la joven en una escombrera, situada en las inmediaciones del cementerio. Movilizada la Guardia Civil y las fuerzas móviles de la vecindad, consiguieron rescatar el cuerpo hallado para que el forense comprobara si se trataba o no de la R.F.A. desaparecida. Porque la aparición no había podido ser más folletinesca, canallesca y repugnante: Según los señores forenses, la muerta, se comprobaba que a mano airada, aparecía envuelta en un plástico y además presuntamente estaba embarazada. O sea un nuevo caso para el instinto del Simenón de los libros de historias para no dormir: Se detuvo a un posible candidato a autor de la fechoría y final del trayecto. Y así un día y otro día hasta, la consunción de todas las lágrimas que la fueran destinadas y a la espera de que se haga cierta aquella regla del destino: Que los señores guardias y los señores jueces, por coger al que no es consigan coger al que es. Porque es que, según los comprobantes de la estadística criminal, en León, señor ministro, en León, que es su pueblo, se mata mucho. Demasiado. Y se sugiere que, tal y como ya es costumbre, se convoque una manifestación, otra manifestación, para protestar de que se mate tanto. El catedrático en Metafísica de la Universidad de Salamanca, Mariano Álvarez Gómez, ha sido elegido nuevo miembro de la Academia de las Ciencias Morales y Políticas en su último año en activo como miembro docente, poniendo broche de oro a su dilatada trayectoria académica. Natural de La Mata de Monteagudo, dfestacan los estudios de Filosofía y Teología que ha llevado a cabo, que le han valido en algún caso la distinción Summa Cum Laude, de la Universidad de Munich. Ha trabajado en asuntos referentes a Nicolas de Cusa, Unamuno y Ortega y Gasset, entre otros.




Buscar tiempo en otra localidad