+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La leonesa que pinta la igualdad

Sara Potxemutxka. es la ilustradora de los 365 días de igualdad de 2018, el calendario que recoge las acciones del Instituto de la Mujer para este año. Arte y diseño hechos en León para toda España, sin emigrar a la gran urbe

 

Sara Potxemutxka con la ilustración de noviembre. RAMIRO -

Ilustración del mes de marzo. DL -

ANA GAITERO | LEÓN
27/01/2018

Las mejores canciones de Los Cardiacos son las que hicieron en León antes de dar el salto a la capital y a la industria discográfica. Una prueba de que la creatividad no necesita estar en las grandes urbes para desarrollarse. Con difusión y apoyo, puede volar alto. Y más en la era digital.

La artista leonesa Sara Potxemutxka —Sara Álvarez Tomé— formada en la Facultad de Bellas Artes del País Vasco, regresó a León después de nueve años sin encontrar lo que buscaba. En 2016, la Organización de Mujeres del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (STEs) le encargó ilustrar su almanaque feminista. Sus mujeres científicas recorrieron cientos de escuelas de España.

Hace un par de meses, cuando abrió un correo electrónico con remite del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad pensó que era un spam. Pero no. Era real. «Me decían que habían visto el calendario de mujeres científicas y me pedían que hiciera una propuesta para el de 2018 del Instituto de la Mujer», cuenta.

Se puso manos a la obra y presentó dos ideas. Una basada en la obra anterior y otra original. «Eligieron la segunda y me alegré mucho porque consiste en aplicar a la ilustración los conocimientos de patronaje de estampado que había aprendido trabajando para Teleno el año pasado», explica.

A partir de ahí empezó el encierro frente al ordenador para cumplir los plazos contrarreloj. «Fue un reto para mí y también para ellas, incluso para el gestor que tuvo que hacer la factura electrónica para autónomos», la nueva situación laboral en la que ha entrado con el encargo.

Para hacer las ilustraciones tuvo que ceñirse a la temática mensual elegida por el Instituto de la Mujer y crear diseños alusivos a fechas señaladas como el 8 de marzo, el 25 de noviembre, etc. Sara Potxemutxa está especialmente contenta por el resultado de la aplicación del patrón a las líneas y las letras de los meses.

Para la portada eligió una de sus pinturas abstractas, de modo que el calendario, de manera casi inconsciente, añade al compromiso con las mujeres los guiños a las abuelas que trabajaron en el campo, en casa y al cuidado de hijos y marido o a su propia historia, aquella niña que se encandilaba viendo exposiciones y correteando por los museos de la mano de su madre.

El calendario del Instituto de la Mujer, que se puede descargar en su web con todas las ilustraciones, está dedicado a las mujeres en el mundo de la empresa en enero. Las mujeres en la tecnología y en la ciencia, son las protagonistas de febrero, un mes corto como la representación aún exigua de mujeres en las licenciaturas de ingeniería y arquitectura (20%). «Tenemos que romper esos sesgos», señaló el secretario de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, en la presentación en Madrid.

En marzo, mes de lucha por la igualdad, son las mujeres del siglo XXI las homenajeadas como herederas de las barreras infranqueables que han luchado por romper las mujeres, generación tras generación. Abril está dedicado a las Fuerzas Armadas, por cumplirse este año el 30 aniversario de la incorporación de las mujeres al Ejército.

Mayo se centra en la educación, como «herramienta que cambia el mundo», y también en los medios de comunicación, mientras que jumio lo hará en la diversidad; julio en las mujeres y la política; y agosto, en el deporte. Septiembre es el mes de la cultura y octubre el de las mujeres rurales, en tanto que noviembre está dedicado a la lucha contra la violencia de género, una lacra que reflejan cifras como las 48 mujeres asesinadas el año pasado a manos de sus parejas o exparejas y ocho niños y niñas también víctimas mortales de la violencia machista. Diciembre es el mes de las asociaciones de mujeres, que durante las últimas décadas han impulsado «cambios radicales» en la sociedad.

«El ser humano debería tener igualdad de oportunidades en todos los ámbitos», declara Sara Potxemutxka, quien se declara feminista de la tercera ola, definida por las opresiones y la identidad de género, como una lucha de todas y todos. «Cuando me hablan de libertad o igualdad, me posiciono por la segunda. No puedes desarrollar la libertad sin igualdad de oportunidades», subraya. «La desigualdad es un absurdo», apostilla, que se vive desde la niñez. «Lo vas viendo y mascando y la tarea de deconstruir es dura», añade. En este sentido, el calendario para ella «es light», pero «me ha abierto la puerta a crear otro tipo de obra».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla