+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Más denuncias por abusos sexuales

El obispo de San Sebastián recibe otra acusación contra el exvicario de Guipúzcoa.

 

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, en la rueda de prensa de ayer. GORKA ESTRADA -

13/01/2017

san sebastián | efe

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, recibió ayer una nueva denuncia de abusos sexuales a un menor cometidos presuntamente por el exvicario general de Guipúzcoa Juan Kruz Mendizabal, en este caso sucedidos en 1994.

Munilla reveló estos hechos en una rueda de prensa en la que explicó que la supuesta víctima manifestó su intención de denunciar lo sucedido también ante la justicia ordinaria.

El prelado indicó que «el denunciante» ha relatado los hechos «refiriéndolos con una serie de detalles que les otorgan un alto grado de verosimilitud» y ha aclarado que están «calificados con la misma tipología» que los anteriores, es decir, como «tocamientos deshonestos».

Juan Kruz Mendizabal, «Kakux», fue condenado el pasado mes de julio en un proceso canónico iniciado en marzo después de que el Obispado de San Sebastián recibiera dos denuncias de abusos sexuales a menores cometidos por el sacerdote en los años 2001 y 2005.

Mendizabal había sido nombrado en 2013 vicario general de la diócesis de San Sebastián, cargo del que Munilla lo apartó en abril de 2016 tras conocer la denuncia, antes de que finalizara el proceso eclesial abierto, tal y como ha explicado hoy el prelado.

Concretó que el acusado se declaró culpable y recibió en julio una sentencia «de limitación en el ejercicio tutelado de su ministerio, con la obligación de seguir una terapia psicológica y espiritual».

Sin embargo, ante la constatación de una nueva denuncia, el Obispadodictó ayer un decreto en el que impone al sacerdote cuatro «medidas preventivas», dada la «verosimilitud del caso».

En concreto, Munilla prohíbe al exvicario «el ejercicio público del ministerio sacerdotal», le obliga a «residir en un monasterio», del que sólo podrá salir con permiso del obispo, le insta a continuar el «acompañamiento espiritual y psicológico en curso» y le prohíbe «todo contacto con menores si no es en presencia de otro adulto».

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla