+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PSICOLOGÍA

¿Mejor solo que mal acompañado? Así pervierte el grupo nuestros valores

La confomidad social puede explicar violaciones en compañía

 

Protesta contra las agresiones sexuales en Pamplona, el 11 de julio del 2016. - / REUTERS / SUSANA VERA

DL
13/06/2018

Nuestros valores marcan qué es aceptable y que no: motivan nuestros actos, marcan nuestras metas. La Conformidad Social, el valor que nos ajusta a la norma y determina que seamos aceptados por los otros, sirve para marcar la identidad social de cada persona. Pero ¿hasta qué punto está relacionado este valor con genocidios y violaciones en grupo?

 Aunque nos creemos individuales, Solomon Asch ya demostró hace décadas que no somos tan autónomos como creemos. La presión social hace que, en grupo, demos respuestas erróneas a cuestiones que de forma individual podríamos resolver si problemas. Por tanto, ¿decido yo o decide el resto por mí? La respuesta es clara: actúo y pienso en base a los demás.

En base a la conformidad, vivimos adaptados y con un alto grado de seguridad. ¿Pero es siempre positivo, podemos decir basta? Muchas veces, esa seguridad nos lleva a decisiones erróneas.

¿Se puede decir basta?
El 5 de marzo de 1933 Alemania votó en unas elecciones que cambiarían por completo el curso de la historia.: el Partido Nazi consiguió únicamente el 44% de los votos. Pese a estar lejos de la mayoría, alcanzó el poder, eliminó la democracia parlamentaria y Adolf Hitler cimentó su sidctadura. Pero ¿cómo permitió el otro 56% de la población que todo eso ocurriera?

Como humanos necesitamos cohesión y unidad. No obstante, cuando eso se convierte en una necesidad, surgen movimientos sociales y políticos peligrosos.

Aun así, y pese a que han transcurrido décadas, es imposible explicar a ciencia cierta qué mecanismos mentales lograron que los nazis se hicieran con e poder. 

No somos independientes
¿Por qué actúo de esta forma y no de otra? Desde filósofos a psicólogos, esta pregunta despierta la curiosidad desde el origen de los tiempos. La respuesta es más sencilla de lo que parece: hacemos lo que hacemos en base a nuestros valores, y lo que determina nuestro grupo de referencia.

Somos seres sociales desde que nacemos. Recogemos toda la información del mundo en el que vivimos y sobre eso construimos nuestra personalidad. Elegimos nuestra ropa, las palabras que usamos, las películas que vemos o los libros que llenan nuestras estanterías gracias a nuestros valores.

Pero, esto puede resultar sumamente peligroso cuando no se trata solo de elegir película sino de transgredir normas sociales y morales, como ocurre en asesinatos en masa o violaciones en grupo. Necesitamos al grupo, pero a veces el grupo es justamente lo que nos perjudica, siendo necesario el raciocinio personal. 

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla