+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Nuestra época confunde la angustia con la ansiedad»

Fernando Martín Aduriz habla hoy del cuerpo real en el curso que se imparte en la Fundación Sierra Pambley.

 

Fernando Martín Aduriz, en una foto de archivo, da hoy una charla en Sierra Pambley. DL -

12/01/2017

ana gaitero | león

Un nudo en estómago o en la garganta, la voz, un tatuaje... son manifestaciones inefables del cuerpo real. No es el cuerpo de carne y hueso, ni siquiera existen imágenes interiores ni exteriores de este cuerpo.

Los misterios del cuerpo real son los que desentraña esta tarde el psicólogo y psicoanalista Fernando Martín Aduriz. A las 19.00 horas, en la Fundación Sierra Pambley, ofrece una conferencia dentro del curso Cuerpo de la ciencia, cuerpo del psicoanálisis que organiza la Universidad de León en colaboración con el Seminario del Campo Freudiano.

El cuerpo real, aclara, es «aquel que estudia precisamente lo que no es simbolizable y de lo que no tenemos imágenes», pero cuya existencia es palpable en sus consecuencias. La angustia que esconde el nudo en la garganta o en el estómago, la huella de la voz o aquello que un tatuaje quiere decir pero no acaba de expresar son el cuerpo real.

El psicoanálisis es el lugar donde se puede discernir «algo de lo real del cuerpo», explica Martín Aduriz. Una herramienta sin atajos frente a los dictados del tiempo presente y del cientifismo que «no habla de lo que no está en las categorías más amables, como la estadística».

En este sentido, la angustia «es un fenómeno que se ve muy bien» en el cuerpo real y «no deja de aparecer» aunque «no se sabe de donde viene». Lo que ocurre, añade, es que «en nuestra época, se confunde con la ansiedad y se trata la angustia bajo la fórmula de no estar ansioso». La solución de «tome la pastilla y corre» se convierte una «generalización absurda» porque se busca «una forma rápida de desangustiarnos», precisa el psicoananilista.

Pero estas soluciones son «pan para hoy y hambre para mañana» porque «los atajos (consejos, pautas, relajación, píldoras..) nunca son buenos» aunque sean «un apaño que no digo que no haya que tener» en momentos puntuales.

Utilizando el símil de una rueda, Martín Aduriz señala que cuando está desgastada o se rompe, no vale con parches, «hay que recauchutarla o poner una nueva». Frente al cuerpo real se encuentra el cuerpo simbólico, que es aquel que «vive de las manifestaciones de la cultura del momento» como el canon de belleza. «Es muy diferente la idea de la belleza del siglo XXI de la del siglo XVIII, por ejemplo», precisa.

Existen resonancias del cuerpo real en el cuerpo simbólico como es la moda de los tatuajes que se da en la sociedad occidental en el siglo XXI. «El tatuaje trata de decir algo al individuo y al mundo que no se acaba de decir», apostilla. Porque, en realidad, «tenemos mucho que decir de lo que no se puede decir». Fernando Martín Aduriz abundará más a lo largo de las dos horas de la sesión.

   
1 Comentario
01

Por zababir 19:27 - 12.01.2017

hay un metodo que si me esta funcionando de quitarme la ansiedad y los ataques de panico. aqui os dejo el enlace: http://bit.ly/2iUMQpd