+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La realidad mixta es ya tendencia tecnológica

El CES de Las Vegas da el pistoletazo de salida tecnológica Robots domésticos y asistentes virtuales en la feria ‘techie’.

 

Dos personas participan en una demostración de realidad virtual en el salón CES. MIKE NELSOS -

09/01/2017

Michael Mcloughlin | madrid

El gremio de la tecnología ya ha dado el pistoletazo de salida para 2017. Lo ha hecho un año más, y ya va medio siglo, en Las Vegas, donde se celebra cada mes de enero la mayor feria de electrónica de consumo. El Consumer Electronic Show (CES) es un cónclave único, muy por encima del Mobile World Congress de Barcelona, la segunda cita más importante de un sector que cada año que pasa se sigue sacando ases de la manga cuando nadie se lo espera. En medio del desierto de Nevada, la capital del juego se convierte en el epicentro ‘techie’ por unos días. No en vano, más de 180.000 personas han pasado por taquilla para ver cómo la realidad mixta, los robots domésticos, nuevas televisiones con mayor calidad de imagen y los asistentes virtuales van a ser las tendencias de este curso. La revolución Pokémon Go! situó, el pasado verano, la realidad aumentada en primer plano tras el fiasco de las Google Glass.

La realidad virtual, por su parte, no ha hecho más que despegar y vivir un aumento progresivo en los últimos doce meses. Era cuestión de tiempo que acabasen confluyendo en lo que ha venido a llamarse realidad mixta. En este aspecto, los protagonistas absolutos —en medio de la cascada de nuevos visores que se han visto en la feria— han sido Intel y Hyper VR. Estos dos socios han dado forma a Alloy, un casco plagado de sensores para escanear el mundo real. Esto permitiría interactuar con el mundo virtual —coger un objeto, por ejemplo— con las propias manos sin necesidad de ningún guante especial o controles. El mundo audiovisual siempre ha tenido un importante peso en el CES.

El VHS, el DVD y otros tantos inventos vieron aquí la luz. Este año las grandes marcas han confirmado el HDR como gran apuesta para mejorar la calidad de imagen. En el apartado del diseño, LG se ha llevado la palma. Y es que los surcoreanos han creado un modelo de 65 pulgadas de tan solo 2,57 milímetros de grosor y que solo necesita de imanes para sujetarse a la pared. No en vano, es tres veces más fino que un teléfono móvil. Samsung, por su parte, ha presentado QLED, una tecnología de sus pantallas que pretende rivalizar con los paneles Oled de sus compatriotas. Un material, Oled, que ahora también ha adoptado Sony, que presentó su primer televisor con esta especificación —que consigue representar el negro de una manera fiel- la pasada semana. Los robots también han tenido su hueco. Y nada de androides complejos destinados a las cadenas de montaje y otros escenarios industriales.