Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

LEONESAS DE AYER Y HOY. TERESA MONGE MELCÓN

La rosa roja leonesa


26/09/2017

 

ana gaitero | león

Teresa Monge Melcón, la rosa roja leonesa, es la protagonista de uno de los paseos más tristemente famosos de la Guerra Civil. Otras 32 personas cayeron con la joven militante socialista, de 22 años, en el campo de Fresno aquellos días oscuros que sucedieron al golpe contra el gobierno de la República.

El caso de Teresita impactó tanto que la primera noticia sobre su ‘martirio’, más allá de la partida de defunción, es recogida en un librito publicado en 1938 en Barcelona por un desconocido que firma como Prometeo. El relato que la historiadora Beatriz García Prieto ha encontrado en el capítulo titulado El fascismo en la provincia de León es estremecedor: «Teresa Monge fue ultrajada y asesinada el 4 de septiembre, después de horribles sufrimientos. Luego que avisaron de ella cuantos criminales iban en el grupo, clavaron cuñitas de madera entre las uñas de pies y manos, y la pincharon con los machetes, cortándole un pecho en vida y rociándola con gasolina las partes genitales a las que prendieron fuego, retorciéndose la infeliz en una terrible agonía entre el doble sufrimiento físico y moral. La remataron después en las inmediaciones de La Virgen del Camino, arrojándola a la hoguera en unión de cuarenta y cuatro más, entre ellos su hermano».

En la lista de las 32 personas que fueron fusiladas en las inmediaciones de La Virgen del Camino, donde Aerle colocó un monumento con sus nombres, no figura el referido hermano de Teresa, pero sí otras dos mujeres, ambas de la capital. Se trata de Visitación Herrero y Josefa Tascón.

Teresa Monge Melcón, que había nacido en Monforte de Lemos, Lugo, en 1914, fue una destacada alumna de las escuelas de Sierra Pambley. En los archivos de la fundación aparece como integrante de la séptima promoción de la escuela de niñas de León, entre 1924 y 1927 por lo que se cree que fue maestra suya María Pedrosa, una de las muchas docentes represaliadas en León.

En los años treinta destaca Teresa como militante socialista. Se cree que formó parte de las Juventudes Socialistas Unificadas. En el libro El inmenso placer de matar a un gendarme. Memorias de guerra y exilio, se hace referencia al compromiso político y humanitario de la joven leonesa. Su autor, Santiago Blanco, publicó el testimonio en Cuadernos para el Diálogo en 1977 y hace referencia a su estancia en León durante el tiempo que hizo en la mili en el cuartel de Santocildes de Astorga y en el Cid de León.

El padre de Teresa, Felipe Monge Zapico, era el enlace de Santiago Blanco quien habla con mucha cercanía y cariño de la hija de quien era su enlace cuando trabajó de espía para los socialistas infiltrado en las filas de Falange. En su biografía relata las visitas que recibió de la joven leonesa cuando estuvo preso: «De León venían a verme compañeros y compañeras. Teresa Monge (sic) (la hija del mueblista miembro del comité de enlace en mis tiempos de falangista) era visita segura».

Describe a la joven socialista como una mujer hermosa al mencionar el martirio al que fue sometida: «¡Bella y dulce Teresa Monge! (¡Mujer, mujer!, ¿cómo es posible que te hayan asesinado? Un día en la guerra me contaron que sobre ella habían caído la hidra y la hiena de las torturas inconcebibles. Dios!)».

Victoriano Crémer en el Libro de San Marcos también recuerda este capítulo oscuro de la Guerra Civil en León y la figura de la joven ‘rosa’ leonesa, como es recordada en los círculos socialistas al comparar su caso con el de las 13 rosas de la cárcel de Ventas de Madrid. A Teresa Monge, apostilla, «la condujeron en uno de aquellos fatídicos camiones, especialmente destinados para cargamentos humanos, agarrotados por el cuello con otros compañeros y hasta con los pechos segados, y, que una vez llegado al lugar del sacrificio, el Gólgota que se diría, les prendieron fuego a todos, disparando sobre aquellas antorchas humanas despavoridas, aullantes, como los moros de conquista y de nueva reconquista cuando corren la pólvora».

En aquellos años en los que dicen que la Guerra Civil pasó de largo por León, las carreteras y cuentas fueron testigos de atrocidades sobre las que aún hay que hacer mucha luz. Ni los registros civiles descansaban como prueba el hecho de que el parte oficial de defunción fuera emitidio por el Ayuntamiento de Valverde de la Virgen a las 22 horas del 12 de octubre.

Señala el papel oficial que Teresa Monge murió a consecuencia de heridas por arma de fuego y su cadáver fue hallado en la margen izquierda de la carretera de Astorga a León, a la altura del kilómetro 8, en el lugar conocido como el Canal. Su cuerpo fue identificado «por varias personas de León» por «sus ropas y un papel que había junto a su cadáver». Fue enterrada en Fresno del Camino. ¿Qué diría ese papel?

 

4 Comentarios
04

Por Lin 10:55 - 29.09.2017

El Fascismo es el peor Terror Asesinan inpunemente

03

Por R.Pormiego 15:56 - 27.09.2017

Cunetas de carreteras, extramuros de cementerios con fosas comunes de más de cien víctimas, como la de Villadangos del Páramo, valle Hontoria de Lugán, del no lejano Carrizal, montes juanillos de Casasola, parameras entre el ESLA y el Cea, Puente Castro, etc.etc.etc. y encaminados no pocos a hueseras, escombreras y, algún 'afortunado', al Valle de los Caídos, que manda... Sí, señor cura de...: el perdón, me lo reservo, pero sepa usted, y todo dios, que TENGO EL DERECHO A NO OLVIDAR, y a que nadie me da, ni me ' silencie como a ellos....

02

Por R.Pormiego 15:29 - 27.09.2017

Sí, en cunetas y en lugares insospechados, colmo en una escombrera en un pueblo de Jaén... Cuando esto ocurrió, llame al cura de Villadangos del Páramo para que me indicara el destino dado a las víctimas de la fosa común del cementerio, alrededor de cien, pero me salió, como suele decirse, por peteneras, e insistiendo con lo del PERDÓN, a lo que, ya sumamente molesto, le contesté que yo estaba hablando sobre MI DERECHO A NO OLVIDAR... Lo cierto es que ya todo don dudas: que si a una huesera, o a una escombrera o relleno del polígono industrial o......al Valle de los Caídos. Y en ese pueblo, nadie da fe de ello. Seguirá imperando el temor, el silencio de los corderos.....

01

Por J.R. 13:18 - 26.09.2017

Si las cunetas de León hablaran, ¡¡¡Que no dirían !!!

Última hora
Las noticias más...
Y además...


Club de prensa

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León