+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un trasplante ilegal hoy «es imposible»

La doctora Ana María Berrot muestra su punto de vista sobre los trasplantes ilegales en España. Además defiende la labor de la ONT y de los médicos españoles en las donaciones de órganos. En el Hospital de León aumentan las donaciones gracias a una nueva técnica de extracción: por asistolia o a corazón parado.

 

Un trasplante ilegal hoy «es imposible» -

Un trasplante ilegal hoy «es imposible» -

25/07/2018

Silvia Matilla | León

A veces la vida depende de la ayuda otra persona, una ayuda que puede estar a cientos de kilómetros y que no siempre es compatible. La labor de los médicos y de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) es imprescindible para que cada vez más usuarios se beneficien de los órganos de otras personas que deciden voluntariamente donarlos o bien porque han fallecido y sus familias deciden que puede salvar una vida.

En León, el año pasado fueron 28 personas las que ayudaron a otras 80 de toda España, esta cifra sitúa al Hospital de León como líder de donantes de toda la comunidad. Los accidentes cardiovasculares seguidos de los accidentes de tráfico fueron la principal causa de muerte de los donantes que junto con las nuevas técnicas de conservación de órganos y los adelantos médicos han permitido extraer órganos de personas con más edad.

La gestión de los trasplantes, desde el momento en que se recibe un órgano o una persona decide ser donante altruista lo supervisa la Organización Nacional de Trasplantes, que lleva en España casi treinta años trabajando por la calidad y por el cumplimiento de las normas.

Con el caso Abidal su labor se ha visto salpicada, puesta en duda. Tras las últimas noticias, en caso de reabrirse la causa, la ONT se personará como acusación particular dado que su informe era favorable y no observó ninguna infracción en los procesos de donación según reza un comunicado tras la investigación: «Los datos de la ONT confirman que el trasplante hepático del señor Eric Abidal se realizó conforme a la legislación vigente y a la buena práctica clínica. En contra de lo publicado por algunas informaciones. Eric Abidal estuvo en lista de espera para trasplante de donante fallecido. Ante la progresión de su enfermedad, el equipo médico consideró la opción de un trasplante hepático de donante vivo, lo que en ningún caso excluía la posibilidad del trasplante de donante fallecido de surgir la oportunidad».

El proceso de donación es largo, tal y cómo asegura la doctora Ana María Domínguez Berrot, coordinadora de Trasplantes del Hospital de León, además recalca que «en caso de ser un donante vivo, las comprobaciones son mayores. Los controles son mayores, son controles médicos, judiciales y notariales, es decir, se salen de lo puramente médico». Por eso, la doctora Berrot cree «improbable, por no decir imposible que se puede dar el caso de un donante de órganos ilegal. Es imposible que se dé un trasplante ilegal». Además, considera que «todo este caso le resta credibilidad a la ONT».

En el Hospital de León solo se hacen extracciones y los trasplantes que se realizan son de córnea, según la coordinadora de trasplantes del Hospital de León, solo en estos seis meses que de 2018 se han contabilizado 20 donantes, de las cuales más o menos la mitad serían de córnea. En León está el único hospital de la provincia que tiene neurocirugía por lo tanto el hospital del Bierzo no se realizan trasplantes aunque si pueden hacerse extracciones.

En cuanto a las responsabilidades que asume un hospital en caso de que se dé el caso de un trasplante ilegal confiesa Berrot que lleva 15 años en el área de los trasplantes que «la responsabilidad se depurara porque hay ocasiones en que participan más de 100 personas entre médicos, enfermeras, la propia ONT en el proceso de extracción y de envío de un órgano al receptor». No hay ningún culpable, al menos eso quiere creer Ana María Berrot que se confiesa «muy ilusa» ante la posibilidad de que alguien, ya sea un médico u otra persona del ámbito sanitario quien amañe o trafique con un órgano.

Recientemente, desde enero de este año 2018 se practica una nueva técnica de trasplantes que permite el aumento del número de donaciones. Se trata de la donación asistolia, es decir, a corazón parado que se implantó este año en León y que según los datos de la doctora Berrot ya se han registrado ya 2 extracciones de 4 riñones que está funcionando en cuatro pacientes diferentes. Berrot afirma que aunque la técnica es muy compleja y es un trabajo muy grande porque implica a muchas personas y se necesita una mejor coordinación de equipos, los órganos son muy buenos».

La donación a corazón parado es la que se realiza en aquellos pacientes diagnosticados de muerte irreversible del latido cardíaco, cumpliendo las condiciones generales de la donación. La particularidad de esté método de donaciónes, según la doctora Berrot, es que los pacientes son más jóvenes por lo que los órganos son «especialmente óptimos. La edad máxima permitida para estos donantes son los 70 años.

Berrot celebra también la adaptación de los protocolos y la implementación de esta técnica «porque antes los pacientes en muerte encefálica no podían donar y ahora, con la sustitución de la actividad del corazón por una máquina durante el proceso de extracción de los órganos se consigue que muchos más órganos estén salvando vidas».

«Sorprende la generosidad de las familias» explica la coordinadora de trasplantes del Hospital de León que confirma que suelen recibir 2 o 3 negativas al año de familias en que alguno de sus familiares ha fallecido repentinamente aunque añade que «en muchas ocasiones se arrepienten de decir que no en el momento que acaban de responder». Es vital, que la gente hable en casa de los trasplantes, de la ayuda que supone donar órganos para que otras personas puedan tener una mejor calidad de vida, que se normalice y que se corra la voz para que cada año haya más trasplantes».

En cuanto a la listas de espera y cómo se accede a la donación, asunto vital para evitar un trasplante ilegal asegura Berrot que «hay en lista de espera entre 5.000 y 6.000 personas en toda España y aunque aumenten los donantes las listas de espera también aumenta porque aumentan las personas con características óptimas para recibir una donación». El objetivo para los años siguientes, confiesa Berrot que sería «aumentar el número de donaciones, que los órganos fueran mejores y poder evitar que los pacientes mueran esperando un trasplante en las listas de espera».

Sobre el caso de Abidal, Domínguez Berrot afirma: «Creo que no es posible que un hospital como el Clínic de Barcelona con la reputación que tiene sea partícipe de un caso de ilegalidad en trasplantes, espero que la justicia decida y que no se siga manchando el trabajo de la ONT».




Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla