miércoles. 29.06.2022
Emiliano Alonso Pelegrín, Abogado y Socio Director de Alonso & Asoci

De Alfonso IX a hoy: un brillante futuro para León

emiliano
Emiliano Alonso Pelegrín

León lleva décadas asomándose a su futuro sin atreverse a convertirse en protagonista, dando una imagen poco fiel de su activismo a lo largo de la historia. De ese activismo dan fe que nuestra tierra sea la cuna del parlamentarismo y el origen de la democracia participativa a través de las peticiones, agravios y memoriales que los ciudadanos entregaban a las Cortes de 1188 reinando Alfonso IX de León.

Es un orgullo ser hijo de esta tierra que abrió el poder absoluto a la participación de la sociedad civil marcando el camino de la Carta Magna de Juan sin Tierra en la Inglaterra de 1215 y, siglos después, de la primera constitución americana de 1787 como anticipo de las democracias liberales que representan el modelo político más avanzado de nuestras sociedades.

Nada serían hoy fenómenos sociales pujantes como las oenegés, las asociaciones y el lobby sin aquellos antecedentes leoneses de movilización y activismo social del que las cofradías de nuestra Semana Santa son un buen ejemplo. Precisamente, en mi condición de profesional del lobby, me siento encantado y confortado por mis orígenes leoneses.

Corren tiempos exigentes en los que triunfarán aquellos territorios dispuestos a definir lo que quieren ser y a defenderlo ante los centros de poder: en nuestro caso, Valladolid, Madrid y Bruselas.

tren

Empezaré por una reflexión sobre el final de nuestra minería. Por no saber lo que queríamos, fuimos los primeros en cerrar nuestras minas, pendientes de atender a las supuestas exigencias de Bruselas mientras otros jugaron mejor sus bazas. ¿Sabían, por ejemplo, que Alemania acaba de anunciar 4.350 millones de euros en ayudas a su carbón nacional en un proceso de cierre de sus minas que durará hasta 2038?  

Como hijo y nieto de empresarios mineros leoneses y testigo en Bruselas del proceso de reconversión del carbón valga esta reflexión para el futuro: solo sabiendo qué se quiere, se acierta con el cómo (plazos, modalidades y demás). Espero que nuestra provincia, junto con Palencia, aproveche ahora al máximo las oportunidades que el Mecanismo de Transición Justa de la UE (2021-2027) ha puesto al servicio de los territorios afectados por la reconversión carbonera.  

Revisitando las peticiones y memoriales del siglo XII, los leoneses debemos ahora actuar ante los centros de poder diseñando una estrategia inteligente de promoción y defensa de nuestros intereses. Para ello necesitamos, en primer lugar, un compromiso firme de poderes públicos y empresarios en torno a los fondos europeos de recuperación.

En el nuevo Marco Financiero Plurianual de la UE 2021-2027 programas tales como Next Generation UE, el mencionado Mecanismo de Transición Justa, los Fondos Estructurales y Horizonte Europa representan un tren que solo pasará una vez. La creación de una oficina de proyectos europeos sería la herramienta idónea.

Debemos definir proyectos y estrategias de acceso a los fondos. No olvidemos que el dinero de Next Generation UE debe estar comprometido antes del año 2023 y que España necesita absorber una ingente cantidad de dinero. No hay tiempo que perder.

Apuntaré algunas ideas:

Corredor Atlántico. Culminar la vía férrea León-Ponferrada colocará a León en uno de los ejes prioritarios de comunicaciones para la Unión Europea y potenciará su candidatura para recibir fondos. Mejorar la comunicación ferroviaria con Asturias sería el remate perfecto.

Teletrabajo e inversión en capital humano. Como remedio contra la despoblación y aprovechando la calidad de vida de nuestras ciudades y pueblos (tamaño, cultura, ocio, universidades, buenas comunicaciones, sin olvidar la calidad humana de nuestra gente). Necesitamos un plan para atraer a los miles de trabajadores (muchos jóvenes) que gozarán tras la pandemia de flexibilidad en cuanto a lugar de trabajo. Precisamos estímulos (incluyendo los incentivos fiscales) y una excelente promoción exterior.

Nuevas titulaciones. Llaman a la puerta los llamados green&digital skills. Nuevas capacitaciones universitarias y de FP que va a demandar la economía en áreas como agricultura, la movilidad, renovables, renovación de edificios, digitalización. La Universidad de León debe entrar de lleno en este proceso estrechando la colaboración con el sector privado (Cámara de Comercio, patronal) y con otras universidades del continente. Ahí esperan también las ayudas europeas.

Renovación de viviendas. Prioridad de las políticas europeas, las renovaciones de viviendas y barrios enteros están llamadas a convertirse en una palanca de inversión y creación de puestos de trabajo sin olvidar la oportunidad para crear nuevas titulaciones universitarias y de FP.

El nuevo turismo que viene. Tras la pandemia volverá la movilidad de las personas, un turismo cuidadoso con el medio ambiente, volcado con las personas y de vuelta al propio territorio. La competencia será feroz y no valdrán apaños sino un plan integral que aborde todo: promoción de lo que ya triunfa y nos diferencia: camino de Santiago, nuestra semana santa, las edades del hombre, los retablos renacentistas, nuestros espacios naturales (¿para cuándo un gran consorcio público-privado en la estación de San Isidro?), nuestra gastronomía, mayor facilidad para llegar gracias a la intermodalidad avión-tren-bus y servicios turísticos que encanten al ciudadano global. Llevo décadas disfrutando de la cantidad de personas que conocen León en los países que visito (recuerdo como anécdota al pediatra de nuestros hijos en Bruselas que conocía al detalle nuestro patrimonio, nuestra gastronomía y nuestros rincones mágicos en el Barrio Húmedo...).

En definitiva, una agenda cargada para un mañana brillante y esperanzador para León y sus gentes. Retos que piden movilización y activismo reivindicando nuestra propia historia. Esto nos merecemos los leoneses y mi queridísima tierra leonesa ¡Enhorabuena al DIARIO DE LEÓN, con el que crecí y que me sigue acompañando cada día, por su 115 aniversario!

De Alfonso IX a hoy: un brillante futuro para León
Comentarios