domingo 20/6/21
Luis Vázquez | Catedrático de Análisis Matemático y Matemática Aplicada en la Facultad de Informática de la Universidad Complutense (Madrid)

Un gran futuro y un nuevo renacimiento

luis

El DIARIO DE LEÓN se crea coincidiendo con la publicación de los trabajos de Albert Einstein introduciendo la relatividad especial (1905-1906) que ha marcado nuestra civilización de una manera profunda en diferentes contextos de experimentación y observación. Desde entonces, el DIARIO DE LEÓN ha actuado como una nave de Star Trek en el flujo continuo y constante del tiempo, a la vez que permite ver la modulación de nuestro pasado Leonés. En este contexto, podemos decir que del repaso de los números del DIARIO DE LEÓN del periodo de la mal llamada gripe española, se podrían extraer consecuencias para comparar con nuestro periodo del covid-19. Teniendo en cuenta las diferencias de medios y conocimientos científicos se podría captar el sufrimiento y limitaciones humanas que son invariantes a lo largo de la historia.

Nos encontramos actualmente en una situación que nos recuerda en varios aspectos lo que fueron los locos años 20 del siglo pasado que comenzaron también con una pandemia, la española. En dicha década tuvo lugar la Primera Gran Revolución de la Mecánica Cuántica y ahora estamos asistiendo a la Segunda Gran Revolución Cuántica a través de la computación cuántica, encriptación Cuántica, teletransportación y videoconferencias holográficas. Por otra parte, en dicho periodo surgieron corrientes de diversión impresionantes como consecuencia de haber salido de la Primera Guerra Mundial y la pandemia. Ese deseo de diversión estamos presenciándolo ahora como consecuencia del confinamiento a que hemos estado sometidos. Es la manifestación social asociada a la apertura de botellas de champán. En dicho periodo del siglo XX se hizo famoso el charlestón ahora un candidato podría ser el reguetón.

Estamos en nuestro entorno inmersos en una dinámica compleja y cambiante continuamente tanto en lo político, lo social y de forma especial en el ámbito científico y tecnológico. Todo ello está definiendo un nuevo Renacimiento del que emergerán nuevas estructuras a todos los niveles. De todas formas, habrá dos pilares básicos que modelarán nuestro futuro: la investigación científica junto con la tecnología que genera, así como los jóvenes que son poseedores de dos tesoros fundamentales como son el tiempo y el entusiasmo. El papel de la universidad es fundamental para este nuevo periodo de internacionalización y colaboraciones a diferentes niveles espaciales y temporales. Todo esto va a constituir la fuerza de arrastre para el desarrollo de nuevas estructuras de aprendizaje desde los niveles de enseñanza primaria y todo ello compartido entre escuelas en diferentes ciudades, regiones o países. Tenemos así un potencial de posibilidades cuyos límites están en la imaginación. Como aspecto básico y transversal de todo ello es que los estudiantes se eduquen en la flexibilidad mental para adaptarse al mundo fluctuante que les tocará vivir. Y todo ello junto con una estructura mental de razonamiento que les permita afrontar las circunstancias complicadas.

LUIS VAZQUEZ OPINION

En todo este contexto, tenemos una oportunidad fantástica basada en los fondos que han sido asignados por la Unión Europea a España para generar nuevas estructuras así como nuevos entornos de actividad para la provincia de León y, en general, diferentes regiones de España. Posibles áreas de nuevos desarrollos e innovación son infraestructuras de las telecomunicaciones y de la conectividad, la telemedicina, involucrar al centro de ciberseguridad de León y desarrollo e implementación de las ciudades inteligentes. Todo ello va a incidir en la implementación de dos exigencias fundamentales como es el control de calidad de los alimentos y la calidad del medio ambiente. En este último hay que distinguir cuatro elementos fundamentales: agua, atmósfera, radiación y terrenos. De forma especial están las filtraciones, aguas subterráneas y contaminaciones posibles. Esto va a obligar, por ejemplo, al desarrollo de instrumentos más compactos y de fácil manejo para la determinación de los parámetros correspondientes, como es la concentración de metales en el agua que es fundamental para la salud.

Tenemos ahora una oportunidad fantástica basada en los fondos asignados por la UE a España para generar nuevas estructuras y entornos de actividad para León

En cuanto a la calidad de los alimentos, se trata de un tema fundamental que necesita una amplia regulación. Un ejemplo típico es el caso de la miel. No hay en España una estructura nacional que permita certificar sobre la calidad de la miel. En este ámbito es de destacar la actividad asociada a https://apicoladelbierzo.com/. Lo ideal es que las colmenas están alejadas de los cultivos para que los productos químicos utilizados en la agricultura no pasen a las flores y por tanto a la miel. Dichos productos tienen amplias repercusiones negativas para la salud, particularmente para el sistema nervioso.

Finalmente, deseo profundamente que en el próximo aniversario a celebrar del DIARIO DE LEÓN podamos disfrutar de sus ejemplares digitales en realidad tridimensional y alojados ya en la red de internet planetario asociado al sistema solar que está empezando a ser estructurado.

SOLTRA

Un gran futuro y un nuevo renacimiento
Comentarios