viernes 7/5/21
Vicente Matellán Olivera | Catedrático de la ULE del Área de Arquitectura y Tecnología de los Computadores

Hagamos que quieran venir a León

Matellán

León tiene futuro, además de una larga historia. El DIARIO DE LEÓN ha sido testigo de ella durante más de un siglo. En concreto, me invitan a escribir estas letras por su centésimo decimoquinto aniversario, que aprovecho para felicitarles y para desearles que puedan ser testigos de ese brillante porvenir que tenemos.

Como profesor universitario, creo que ese futuro de mayor bienestar se alcanzará si seguimos perseverando en lo importante: la formación y la investigación. En las últimas décadas la sociedad leonesa se ha imbuido del valor de la formación. Nuestros mayores nos han inculcado la formación como factor determinante para la escalada social, pero también como un valor intrínseco. Ese aprecio por el valor de la formación tiene su reflejo por ejemplo en los informes Pisa, que dicen que estamos al nivel de los mejores, de España sin duda, pero de Europa también; o en la tasa neta de escolarización universitaria, que es de las más altas de España. Esos son los mimbres con los que se construye el futuro.

No faltan los que dicen que sí, que formamos bien a nuestra juventud, pero que se nos van. Pues es verdad, pero no importa tanto. El problema no es que se vayan. Yo al menos quiero que mis hijos vean el mundo y que su formación les permita escoger donde vivir, y luego, si eligen León, mejor aún. Me explico mejor: no es malo de por sí que quieran explorar, lo malo es que no haya otros que quieran venir aquí. El problema realmente importante es que no seamos capaces de atraer. Ahí deberíamos centrarnos, más planes para atraer talento, para apoyar a los que atraen talento y menos para retener por retener. Si somos atractivos, nuestros jóvenes, si se han ido, querrán volver.

Recuerdo la intervención del director de Mabxience, en la jornada de empresas del DIARIO DE LEÓN del pasado 30 de noviembre, donde contaba que su empresa, con poco más de 200 trabajadores, ha atraído a León a personas de 15 nacionalidades distintas, coreanos, indios, franceses, húngaros… Ese es el camino. No debemos pretender atraer teletrabajadores porque aquí se viva más barato, ni a empresas low-cost que vengan buscando salarios más bajos que los de las grandes ciudades. Tenemos que apostar por las empresas que ofrezcan carreras profesionales atractivas y competitivas, por las que nos traigan a los mejores, porque esos serán los que nos traerán mayor bienestar.opinion

Tenemos un sector farmacéutico muy potente para nuestro tamaño, con empresas innovadoras, apoyemos sobre todo programas para atraer talento a esas empresas. El talento es lo que creará nuevos productos, nuevas empresas, que serán las que impulsarán toda nuestra economía. También tenemos un sector informático relevante para nuestro tamaño, especialmente en ciberseguridad. Exijamos a Incibe lo mismo, que busque a los mejores. No que contrate leoneses porque están aquí, nosotros ya sabremos ponernos las pilas, que somos, al menos, tan listos como los demás.

Eso aplica igualmente a nuestra universidad. Debemos tratar de atraer a los mejores. Está muy bien reclamar facultades y escuelas para que nuestros hijos no se tengan que ir, pero estaría mejor tenerlas de las que hacen que los de fuera quieran venir a estudiar aquí. Y eso hoy en día, cuando hay escuelas y facultados de todo en todas partes, sólo se consigue teniendo los mejores investigadores. Me parece muy bien que se reclamen escuelas de funcionarios, que se formarán aquí y se irán a ejercer por todo el estado, pero yo preferiría que reclamemos centros de investigación, que atraigan a los mejores del mundo, aunque no contraten a nadie de León. De esos que vengan aprenderemos, como aprendimos de los que vinieron a crear la Facultad de Veterinaria, y de ahí saldrán las empresas punteras de las próximas décadas.

Apostemos por las empresas que ofrezcan carreras profesionales atractivas y competitivas, que nos traigan a los mejores, porque esos nos traerán también mayor bienestar

Seamos también visionarios, la ciberseguridad, el sector farmacéutico son el presente. Imaginemos el futuro, tenemos la única Escuela de Ingenieros de Minas de Castilla y León y la única Escuela de Ingenieros Aeroespaciales ¿Por qué no pedir un centro de investigación en minería espacial en vez de una escuela de formación de funcionarios? Los expertos dicen que las grandes empresas de finales de siglo estarán en ese sector y en León algo de minería sabemos. Tenemos un centro de supercomputación, el Incibe, empresas informáticas… ¿Por qué no reclamar que el centro de investigación en computación cuántica esté en León en vez de una agencia de funcionarios de la UE?

Pero todo esto requiere perseverancia. La formación no da resultados en meses, son años. La investigación no da resultados en años, lo hace en décadas. Dejemos de ser pesimistas y pasemos a ser conscientes de que tenemos un futuro simplemente haciendo lo que sabemos hacer. Y seamos reivindicativos, pero de un futuro que se construye desde la investigación y con los mejores, no para nosotros, ni para nuestros hijos, para nuestros nietos.

¡Hagamos que quieran venir a León! No de turismo, a vivir, a echar raíces, a crecer.

MIDAS

Hagamos que quieran venir a León
Comentarios