jueves 6/5/21
José Fernández Nieto | Presidente de la SD Ponferradina

Un siglo de gran trabajo en equipo

jose-silvano

En medio de las dificultades de esta época cruel, marcada por la pandemia y todo el dolor que ha generado, ha brillado con luz propia lo mejor de nuestra sociedad. Lo hemos visto especialmente en el trabajo en primera línea de tantas personas que se han sacrificado, poniendo en riesgo su propia salud, para ayudar a los demás.

Quiero quedarme con ese ejemplo frente a todo el dolor que nos ha golpeado y nos sigue golpeando. Ese agradecimiento colectivo por el esfuerzo de sanitarios, agentes de seguridad y tantos y tantos sectores ha de servirnos de guía para salir adelante si cabe con más fuerza. Realmente nos hace falta, especialmente en una tierra tan castigada como El Bierzo, que viene sufriendo el azote de sucesivas crisis.

Confío en que el fútbol y la Sociedad Deportiva Ponferradina, como tantas otras veces, esté sirviendo de compañía y de estímulo en este momento de dificultad. Si las emociones que genera la Deportiva han servido para arropar, animar e ilusionar a nuestra gente en estos tiempos duros, nuestro trabajo habrá merecido la pena más que nunca.

Precisamente, esta época de tribulación está siendo la antesala de una ocasión muy esperada por los deportivistas. El próximo año 2022, concretamente el 7 de junio, la Sociedad Deportiva Ponferradina cumplirá un siglo. Será la hora de conmemorar y agradecer el trabajo de tantas y tantas personas que crearon, sostuvieron e hicieron crecer al club durante cien años y también de celebrar juntos una pasión compartida. Nada nos haría más felices que para entonces la pandemia fuera ya un recuerdo doloroso y que los avances científicos y el esfuerzo colectivo nos permitan festejar el centenario con la cercanía y el calor del público en las gradas.

silvano-opinion
Mientras tanto, la Deportiva sigue compitiendo y tratando de dar al Bierzo las alegrías que tanta falta nos hacen. Para nosotros es un orgullo representar a nuestra tierra en La Liga y competir luciendo cada semana los colores blanquiazules en algunos de los escenarios más emblemáticos del fútbol. Siempre tratamos de ser fieles a unos valores que reflejan a nuestra gente. Conceptos como trabajo, esfuerzo o humildad son inherentes a esta tierra y los considero mi guía a lo largo de los más de 20 años en los que tengo el honor de presidir la Sociedad Deportiva Ponferradina.

Con esa base firme, hemos conseguido crecer en lo deportivo y también en lo institucional. Durante décadas, el ascenso de la Deportiva a Segunda División fue un sueño que llegó a parecer inalcanzable. En 2006 se hizo realidad y, desde entonces, el equipo ha sumado ocho temporadas en la categoría. Paralelamente, siempre desde la base de mantener el equilibrio económico, el club ha ido progresando en todos los ámbitos. La mejor muestra de ello es El Toralín, mejorado año tras año hasta convertirlo en un recinto de primer nivel. Pero también el Anexo, donde día tras día entrenan nuestros jugadores. Y, mirando al futuro, los terrenos en La Rosaleda que ha adquirido la Deportiva nos permiten pensar ya en nuevos proyectos y nuevos recursos tanto para el club como para Ponferrada.

Cumplir estos objetivos sólo ha sido posible gracias al tesón y el esfuerzo compartido, especialmente en los momentos difíciles. Y la clave está en el principal patrimonio de la Sociedad Deportiva Ponferradina: su afición, esa masa social que siempre ha sostenido e impulsado a la Ponferradina desde la fundación del club y que vive los colores blanquiazules con un sentimiento que va más allá de los límites del fútbol.

Si las emociones que genera la Deportiva sirvieron para arropar a nuestra gente en estos tiempos duros, nuestro trabajo habrá merecido la pena más que nunca

Tenemos mucho que agradecerles a nuestros seguidores, pero en este último año hay quizá más motivos que nunca para dar las gracias a nuestra gente. En medio de una crisis sanitaria, pero también económica como la actual, en la que aún no es posible acudir a El Toralín a animar al equipo, nuestros socios han seguido ahí, renovando masivamente sus carnés y arropando a la Deportiva desde la distancia. Este ejemplo nos motiva y nos invita a redoblar los esfuerzos para tratar de agradecer el apoyo con alegrías desde el terreno de juego.

En este camino de casi un siglo, la Sociedad Deportiva Ponferradina Ponferradina ha tenido la compañía de DIARIO DE LEÓN. Con los 115 años de historia que ahora conmemora, las páginas del periódico ya estaban listas para reflejar los primeros pasos de la Deportiva y, desde entonces, el periódico ha sido testigo y narrador de las penas y alegrías blanquiazules. Miles de crónicas y noticias reflejan la historia del club y por delante quedan nuevos retos que afrontar y contar. Ahora, cuando estamos a punto de cumplir un siglo de trabajo en equipo, miramos a la historia como estímulo para seguir adelante con fuerza. Estoy convencido de que sabremos superar las dificultades del presente como tantas otras en el pasado. Requerirá esfuerzos y sacrificios, pero también ilusión y espíritu positivo. De todo ello sabemos en El Bierzo. Tenemos la experiencia y el carácter necesario para conseguirlo. Desde la Deportiva haremos todo lo posible para estar a la altura de este objetivo y de nuestra gente.

TOYOTA-NAVALIEGOS

Un siglo de gran trabajo en equipo
Comentarios