miércoles 21/10/20

Unos 10.000 kilómetros en 25 días

Roberto Rivas García ingresó como guardia civil auxiliar en 1993. A continuación pasó a formar parte del Ejército, concretamente en el arma de Artillería, por espacio de cinco años y fue en 2001 cuando se convierte en un agente profesional. Sus destinos, Torrevieja (Alicante), Soria, Burgos, Verín (Orense), Cistierna, La Pola de Gordón y León. Para ser motorista superó el curso preceptivo en Mérida. Entre su formación, también cuenta el curso de cabo.

El dispositivo de la Guardia Civil de Tráfico en la Vuelta Ciclista a España se compone de 60 motoristas a los que se suman otros 28 agentes encargados de las transmisiones, mecánica, logística, entre otras labores. Para realizar su trabajo cuentan con unas motos muy modernas perfectamente equipadas, coches, un helicóptero y equipos de transmisiones y apoyo en general.

Durante una Vuelta Ciclista a España los motoristas de Tráfico realizan de media unos 10.000 kilómetros en 25 días, de los que unos 3.600 los hacen a la velocidad de los ciclistas y los 6.400 restantes en los desplazamientos necesarios cuando una etapa comienza en un punto distinto al que acabó la del día anterior. Estos viajes los realizan todos los componentes juntos.

El cabo 1º Rivas reconoce que “en un principio el ciclismo no era un deporte que me llamara la atención, pero ahora lo sigo mucho más”. Es consciente de su dureza y destaca la buena relación que mantienen con los ciclistas. Añade que el público suele ser respetuoso con su trabajo y notan el cariño de la gente.

Al frente del dispositivo de la Vuelta se encuentra un comandante y el segundo jefe es un capitán. Cuentan con el apoyo de dos tenientes, uno de los cuales trabaja con los medios de comunicación y el otro es el encargado de la logística y los estacionamientos, tanto en las salidas como en las metas de las sucesivas etapas. Un sargento comanda cada uno de los pelotones, que están compuestos por dos cabos y 12 ó 13 agentes.

Unos 10.000 kilómetros en 25 días
Comentarios