miércoles. 30.11.2022
DF6P6F6-12-12-48-1.jpg

pilar martín

Detrás de las ilustraciones de 72 kilos está Oscar Alonso, quien arrancó esta aventura hace 12 años por una apuesta con sus amigos, la de bajar de 92 a 72 kilos de peso, y ahora, después de convertir sus viñetas en un éxito viral, presenta el libro Las cosas que importan, realizado durante el confinamiento. «Soy una persona normal», así se define este ilustrador bilbaíno de 37 años, trabajador de una agencia de publicidad en Bilbao al que le «encanta» estar con su familia» y que en sus «ratos libres», cuando la casa está en silencio, dibuja lo que le pasa, «lo que nos está pasando a todos» pero sin desvelar nada de su identidad, porque ésta «no tiene importancia», dice.

Y quizá por eso, por esa capacidad de empatizar con todos los que se enfrentan a sus viñetas, 72 ha conseguido enganchar a miles de personas, las encargadas de engrosar sus redes sociales y las mismas que comparten sus creaciones por cualquier medio de comunicación móvil.

Pero, ¿cómo nació este misterioso creador? Pues de algo tan superficial como una apuesta.

«Hace 12 años, el 1 enero de 2008 —cuenta— hice una puesta con unos amigos para bajar de 92 a 72 kilos porque por mi trabajo descuidé mi forma física y había ganado bastantes kilos, y me propuse bajar de peso porque no era saludable. Entonces abrí un blog en el que iba dibujando diariamente mis aventuras para bajar hasta 72 kilos». Así, y con un estilo gráfico «como salía», le tomó gusto al reto y decidió dar continuidad a ese blog bajo ese pseudónimo, aunque la temática cambió porque una vez que consiguió llegar a los kilos deseados, Alonso continuó ofreciendo su visión sobre lo que le ayudó a ganar la apuesta, correr, una afición que le llevó a crecer en número de seguidores.

72 kilos de viñetas que alimentan
Comentarios