miércoles. 17.08.2022
                      DF3P4F2-12-36-04-1.jpg
DF3P4F2-12-36-04-1.jpg

josé carlos g. boixo

El escritor mexicano Juan Rulfo es una de las figuras claves de la literatura universal del siglo XX y ese reconocimiento se debe en esencia a la publicación, a mediados de los años cincuenta, de dos obras tan singulares como excelentes: una colección de cuentos, El Llano en llamas y una novela, Pedro Páramo, breves las dos, pero de una calidad literaria que las ha convertido en obras de referencia y lectura inexcusable. Las múltiples y constantes ediciones de estas obras, traducidas en torno a un centenar de veces, ponen de manifiesto la existencia de millones de lectores, entre los que se encuentran no pocos jóvenes, dado que ha sido frecuente su inclusión como lectura en las asignaturas de literatura. De hecho, este libro de Miguel Díez es fruto de su admiración por Rulfo y, también, del deseo de que otros lectores compartan este tesoro, en especial esos jóvenes, cuyo nostálgico recuerdo se muestra en una de las dedicatorias: «Para mis añorados alumnos, con los que leía Pedro Páramo».

¿Dónde situar este nuevo libro sobre Rulfo en el conjunto de esa torrencial producción crítica sobre el autor mexicano? Porque debemos tener en cuenta que se acercan a los 500 libros, entre monografías y recopilatorios de artículos, las exégesis rulfianas, sin contar los miles de artículos académicos. Y, sin embargo, el libro de Miguel Díez resulta bien oportuno. Se trata de un moderado trabajo en extensión (poco más de 100 páginas), en el que se realiza una precisa biografía de Rulfo (primera parte) y un detallado análisis de su obra literaria canónica, con detenimiento especial en el análisis de tres cuentos y de su novela Pedro Páramo, sin olvidar mencionar su faceta artística como fotógrafo, aspecto que desde las dos últimas décadas del siglo XX ha cobrado singular relevancia hasta el punto de ser considerado como uno de los grandes fotógrafos latinoamericanos de su época. Una bibliografía muy cuidada pone punto final a un libro cuyos destinatarios naturales son los amantes de la buena literatura y que le será muy útil a los estudiantes que lean por primera vez a tan importante autor. Miguel Díez muestra, con la pasión de quien ha sido un gran lector y, sin duda, un gran profesor, los aspectos más significativos de la biografía de Rulfo. Un libro escrito con amenidad, en el que no faltan anécdotas ilustrativas y en el que se citan convenientemente numerosas reflexiones de otros estudiosos, lo que multiplica las posibilidades de que el lector interesado pueda ampliar sus conocimientos sobre Rulfo. Señalaré, además, la impecable factura editorial de Rimpego, cuidadoso en los detalles tipográficos, maquetación e ilustraciones.

Un acercamiento a ‘Pedro Páramo’
Comentarios