martes. 28.06.2022

Agridulce reencuentro con la Virgen del Rocío

Poco después del tradicional salto a reja se rompía una de las andas nuevas estrenadas hace dos semanas y realizadas con fibra de carbono y aluminio aeronáutico
                      Salida de la Virgen del Rocío de la ermita tras el tradicional salto a la reja. JULIÁN PÉREZ
Salida de la Virgen del Rocío de la ermita tras el tradicional salto a la reja. JULIÁN PÉREZ

Singular y agridulce, así ha sido el ansiado «reencuentro» de los rocieros con la Virgen del Rocío en su aldea este Lunes de Pentecostés, después de que lo que tendría que haber sido un largo paseo por sus calles en esa visita de agradecimiento a las hermandades filiales se haya suspendido por la rotura del paso.

Las circunstancias han vuelto a mandar y después de tres años de espera para vivir ese momento culmen de la romería, pues en 2020 y 2021 tuvo que ser suspendida por la pandemia, este ha sido demasiado corto, de apenas tres horas, para los miles de romeros y peregrinos que se concentraban en la aldea para presenciar esa procesión.

Tras una Presentación de Hermandades y una Misa de Romeros histórica y con una afluencia masiva, esta madrugada, a las 03.12 horas los almonteños protagonizaban el ‘salto de la reja’ y sacaban a la Virgen a la calle.

Lo hacían en unas andas nuevas, estrenadas hace apenas dos semanas, el 22 de mayo, en la procesión de Reina de la Blanca Paloma por las calles de Almonte, realizadas con fibra de carbono y aluminio aeronáutico para reducir su peso un 30% en relación con las anteriores y mejorar la seguridad.

Apenas tres horas después de la salida, sobre las 06.08 horas, cuando la Virgen se encontraba a la altura de la hermandad de Alicante, se rompía uno de los bancos de esas nuevas andas, la parte que sobresale y que permite a los almonteños portarla, por causas que serán estudiadas en los próximos días por la Hermandad Matriz.

Esto motivaba su regreso al Santuario apenas 10 minutos más tarde dejando sin visitar a la mayor parte de las filiales, que la esperaban en distintos puntos de la aldea.

La Matriz, por seguridad para la imagen, decidía suspender la procesión, algo similar a lo que ya ocurrió en la romería de 2011, cuando la rotura de un varal obligó a regresar a la Virgen sobre las 8 de la mañana. Poco después, invitaba a las filiales a acercarse con su Simpecado a la ermita para rezar.

Agridulce reencuentro con la Virgen del Rocío
Comentarios