martes. 16.08.2022

Agua, diversión y mucha naturaleza en Villamanín

Natación, campamentos y relax pueden encontrarse en una instalación que cada verano se convierte en un referente para usuarios de todas las edades
                      Villamanín puede presumir de contar con unas instalaciones perfectas para el disfrute de la temporada estival en la localidad. DL
Villamanín puede presumir de contar con unas instalaciones perfectas para el disfrute de la temporada estival en la localidad. DL

Ubicadas en un marco ideal en plena naturaleza, las piscinas de Villamañín vuelven a convertirse en uno de los puntos neurálgicos del verano en la localidad. Para usuarios del municipio y para visitantes. Para aprender a nadar, disfrutar del agua o pasar unas horas de asueto en plena naturaleza. Cualquier razonamiento es posible en la propuesta que desde el Ayuntamiento abre cada año sus puertas en periodo estival y que en el presente lo hace desde este viernes 1 e julio hasta el último día de agosto.

Un vaso de agua grande para los adultos y los más avezados y otro para los más pequeños conforman parte del paisaje de una instalación que cuenta con unos amplios y modernos vestuarios así como una zona verde en la que tomar el sol, descansar y hasta pasar un rato divertido.

Tampoco falta el quiosco para reponer fuerzas o refrescarse. Y con el sol como testigo.

Los cursillos de natación, los campamentos o el aquagym son algunas de las actividades que también tienen cabida en las piscinas de Villamanín de las que cada temporada disfrutan cientos de usuarios. Entradas o bonos (tanto de diez días como de temporada) son el cauce para poder disfrutar de estas instalaciones con el ríos Bernesga como acompañante. Y nada mejor que el agua para que niños y mayores puedan convertir su verano en un paraíso acuático.

Y en ese escenario las piscinas municipales ocupan un lugar destacado tanto en lo concerniente a las actividades acuáticas propiamente dicha como a las relacionadas que en cada periodo estival concitan la presencia de un buen número de practicantes.

Modernas, localizadas en un lugar de privilegio y con la naturaleza como estampa las piscinas se convierten durante dos meses en el pulmón de vida y actividad del municipio, en el mejor lugar para asar un buen rato y con la posibilidad de que los días se conviertan en estampas inolvidables para los usuarios de la instalación.

Y es que el verano en Villamanín tiene un nombre propio en las piscinas. Como también en otra serie de propuestas que con el calor y la naturaleza como protagonistas sirven para pulsar la vida de la localidad. Y con el agua, también fuente de vida, como un lugar que no se puede dejar de disfrutar. Del 1 de julio hasta el 31 de agosto. Por la mañana, por la tarde y también cuando los rayos de sol empiezan a ser menos intensos.

Agua, diversión y mucha naturaleza en Villamanín
Comentarios