sábado 18/9/21
Aniversario de la División Azul

Alemania sigue pagando pensiones a los descendientes de la División Azul

Una mujer visita el Monumento del Holocausto en Berlín (Alemania), hoy, lunes 18 de mayo de 2015. EFE/Britta Pedersen
Una mujer visita el Monumento del Holocausto en Berlín (Alemania), hoy, lunes 18 de mayo de 2015. EFE/Britta Pedersen

Alemania continúa pagando ayudas a los veteranos y descendientes de la División Azul, integrada por voluntarios españoles que combatieron junto a los nazis contra el ejército de la Unión Soviética, en virtud de un acuerdo bilateral con España de 1962.

Este martes se cumplen ochenta años de la llegada a la Alemania nazi de los voluntarios de la División Azul, enviados por el régimen franquista para recibir el entrenamiento previo a su desplazamiento al frente oriental en la Segunda Guerra Mundial.

En 2015, cuando el grupo parlamentario de La Izquierda formuló una pregunta parlamentaria al respecto, los pagos superaban los 100.000 euros.

"Los pagos anuales se han reducido paulatinamente desde 2015", declara Jan Kühn, asesor del experto en política europea del grupo parlamentario de La Izquierda, Andrej Hunko.

En 2019, según Kühn, los pagos bajaron a 43.257 euros. "La razón debe ser - dice Kühn- que algunos de quienes tenían derecho a los pagos han ido muriendo".

"Sin embargo seguimos considerando esos pagos como un escándalo, sobre todo teniendo en cuenta que muchas víctimas de matanzas y otros crímenes nazis siguen sin ser indemnizados", agrega Kühn.

Hunko dice en una declaración escrita que es un escándalo que 80 años después se sigan realizando pagos a personas que "se sumaron voluntariamente a los nazis y lucharon a su lado en una guerra de exterminio en el este de Europa".

El debate, sin embargo, es prácticamente inexistente. "Tras nuestra iniciativa en 2015 los medios se ocuparon del tema pero ahora este ha desaparecido prácticamente del debate público", reconoce Kühn.

Kühn señala que ha habido otros debates similares, como del las pensiones a antiguos miembros extranjeros de las SS, pero en ninguno el problema es tan claro como en el caso de la División Azul., que fueron "fascistas españoles que lucharon por convicción al lado de los nazis".

Oferta del régimen de Franco a la Alemania nazi

Tras el ataque de la Alemania nazi a la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, el régimen de Franco ofreció a los nazis enviar una división de voluntarios, que fueron reclutados entre el 27 de junio y el 2 de julio, y el 13 de julio empezaron a ser trasladados a Alemania.

Entre el 31 de julio y el 3 de agosto los divisionarios juraron fidelidad a Hitler en la lucha contra el comunismo.

La División 250 de infantería, que era su denominación, estuvo oficialmente combatiendo en el Frente Oriental hasta 1943, cuando fue disuelta oficialmente por la creciente presión de los aliados contra Hitler.

Sin embargo, cerca de 3.000 voluntarios decidieron permanecer en el frente y lucharon al lado de los nazis -integrados en las SS- hasta el final de guerra y algunos de ellos estuvieron incluso en la batalla de Berlín.

Se calcula que en total 47.000 españoles estuvieron en el frente oriental, de los que cerca de 4.000 murieron en combate. Además, 321 cayeron prisioneros, de los que 286 regresaron a España en 1954.

"La base legal de las indemnizaciones es el tratado germano español del 29 de mayo de 1962 (Tratado Franco-Adenauer). El Gobierno podría rescindir el tratado pero lo mantiene y con ello mantiene las pensiones para colaboradores nazis", explica Kühn.

Tratado de indemnizaciones ratificado en 1964

El tratado solo llegó a ser ratificado por el Bundestag en 1964, contra los votos de la oposición socialdemócrata y contra la postura de la mayoría de los Gobiernos regionales.

Del lado español se argumentó, en la negociación del tratado, que en España había familiares de víctimas del nazismo y que recibían indemnizaciones, un agravio comparativo a ojos del régimen franquista.

El entonces secretario de estado en el Ministerio de Exteriores alemán, Karl Carstens, defendió el acuerdo en compensación a España por no reconocer a la República Democrática Alemana (RDA).

Los entonces partidos de Gobierno, la Unión Cristianodemócrata (CDU), su ala bávara la Unión Socialcristiana (CSU) y el Partido Liberal (FDP), justificaron la ratificación por motivos humanitarios, aunque correspondiera a "una época de no grato recuerdo".

El SPD (Partido Socialdemócrata Alemán), por su parte, se manifestó en contra de mejorar con dineros del fisco alemán las pensiones insuficientes que otorgaba el régimen franquista a los veteranos.

Alemania sigue pagando pensiones a los descendientes de la División Azul
Comentarios