martes. 28.06.2022

Árboles como motor con el fuego como enemigo

El proyecto Life Terra aspira a incrementar las masas forestales con 500 millones de unidades más, una por cada habitante de la UE
                      La conservación de los bosques es un objetivo fundamental por su capacidad de regeneración del aire y en general del Planeta. MARCIANO PÉREZ
La conservación de los bosques es un objetivo fundamental por su capacidad de regeneración del aire y en general del Planeta. MARCIANO PÉREZ

La Fundación Life Terra tiene claro cuál deber ser la prioridad. Apostar por los árboles. Es el camino para cambiar las cosas. Y por ello, el proyecto Life Terra, cofinanciado con fondos europeos, tiene como gran objetivo plantar 500 millones de árboles, lo que supondría uno por cada habitante de la Unión Europea, y para conseguirlo necesita la implicación de empresas y de propietarios que estén «comprometidos de verdad» con la lucha contra el cambio climático.

«Life Terra une a propietarios que quieren tener su finca más verde con empresas que quieren contribuir a que este mundo sea más verde. Pero necesitamos empresas y propietarios comprometidos de verdad», explica Marta Múgica, responsable de plantaciones en España de la Fundación Life Terra.

«Muchas veces me preguntan cuántos árboles me puedes dar», pero lo importante es saber «cuantos árboles puedes manejar, cuántos árboles puedes financiar de manera que a ti te vaya a facilitar la vida y que a nosotros nos vaya ayudar y cuántos árboles puedes tener tú en tu finca que vayas a saber mantener», afirmó la experta. Y esto es así porque después de plantar hay que asegurar que esas plantaciones saldrán adelante y perdurarán, para lo que también es vital una planificación previa, pues no siempre se puede plantar donde se ofrecen terrenos o lo que quieren los dueños de las fincas. Así, por ejemplo, hay que ver que no haya desniveles de más del 30%, que haya agua en la zona (río o un pozo) o usar especies autóctonas, según Múgica, que ha insistido que, no obstante, lo más importante para que una plantación salga adelante y se mantenga son las ganas del propietario.

«Todo el mundo quiere árboles y, sobre todo, todo el mundo quiere sombra», pero hay que saber dónde plantar y cómo plantar para que esas plantaciones perduren, insiste. Lo ideal, defiende, es que los propietarios no quieran arboles porque sí, sino porque quieran mejorar la calidad del suelo o elevar la biodiversidad, porque busquen «un valor añadido». Como ejemplo, el caso del agricultor y ganadero Ignacio Canales, que, en colaboración con Terra, ha plantado en su finca de la Sierra de Segovia unos 12.000 árboles y arbustos que darán refugio y alimento a animales, ayudarán a mejorar la calidad del suelo y el aprovechamiento del recurso hídrico, y aumentarán la biodiversidad.

Por su parte, el director de la Fundación EY, Carlos Arango, defiende que la consultora se ha comprometido a ser cero emisiones netas en 2025 y que para cumplir este objetivo, además de reducir el consumo de energía, la reforestación es «clave» para compensar aquellas emisiones que no se pueden evitar.

Medios aéreos contra el fuego

Pero la promoción de las masas arbóreas tiene como principal enemigo el fuego. Y ahí es donde se realiza cada verano una acción que cada vez es más eficaz. Los expertos alertan de que la modernización de los medios aéreos y su respuesta rápida frente a los incendios forestales, así como la coordinación de estos con los efectivos terrestres, son dos de las principales bazas para acometer con éxito estas labores, que tienen en el factor humano otra clave: evitar las imprudencias.

La llegada de las altas temperaturas y las consecuencias de los procesos de sequía ponen en alerta, un año más, a los diferentes colectivos y medios que combaten el fuego, especialmente en los denominados «grandes incendios», aquellos que afectan a más de 500 hectáreas.

En 2021, España registró 8.780 siniestros forestales (cerca de una veintena fueron grandes incendios), de los que 5.866 fueron conatos, es decir menos de una hectárea afectada, según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco). La importancia de la disposición geográfica y estratégica de los medios aéreos, es fundamental para que muchos de estos siniestros medioambientales se queden en conato o los incendios medios no se conviertan en escenarios mayores.

Árboles como motor con el fuego como enemigo
Comentarios