viernes 03.07.2020

Dos astronautas para la nueva era espacial

La cápsula de SpaceX llega a la Estación Espacial Internacional tras 19 horas de vuelo y rompe nueve años sin misiones tripuladas de Estados Unidos frente a la actividad rusa
El viaje espacial tripulado arranca con éxito tras nueve años. BILL INGALLS / NASA HANDOUT
El viaje espacial tripulado arranca con éxito tras nueve años. BILL INGALLS / NASA HANDOUT

La cápsula Dragon Endeavour de la compañía SpaceX llegó ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) con dos astronautas de la Nasa a bordo, unas 19 horas después de su exitoso lanzamiento desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.). Se trata del primer vuelo espacial con humanos desde suelo estadounidense a la EEI desde que en 2011 el Atlantis realizó el último viaje de la era de los transbordardores. La agencia espacial rusa Roscosmos celebró el lanzamiento de la nave espacial tripulada Crew Dragon y destacó la importancia de que existan vías alternativas de llegar hasta la Espación Espacial Internacional (EEI).

«Es muy importante tener al menos dos posibilidades de volar a la Estación. (...) En el espacio puede suceder cualquier cosa y es necesario tener al menos dos sistemas de transporte que garanticen la presencia de tripulaciones a bordo de la EEI», escribió el portavoz de la agecia en Twitter, Vladímir Ustimenko.

Rusia no tiene la intención de quedarse en el mismo lugar: «Ya este año probaremos dos nuevos cohetes, y el año que viene reanudaremos nuestro programa lunar. ¡Será interesante!», señaló. Según Ustimenko, el lanzamiento de Crew Dragon «es algo que debía haber sucedido hace tiempo». «Ahora no solo los rusos lanzarán naves a la EEI, sino también los estadounidenses. ¡Y eso es magnífico!», afirmó.

El director ejecutivo del programa de vuelos tripulados de Rusia, Serguéi Krikaliov, calificó este lanzamiento como «una nueva etapa del programa mundial de vuelos tripulados y del programa de la EEI, ya que ahora se abren nuevas posibilidades y nuevas reservas».

El también excosmonauta señaló que el programa estadounidense no afecta en nada a Rusia, ya que las ventajas que sacaba al incluir astronautas de EEUU en sus vuelos eran adicionales. «Mientras nuestros socios tuvieron dificultades debido a que cerraron el programa Space Shuttle y demoraron en restaurar su programa de lanzamiento, obtuvimos cierta ganancia adicional. Tarde o temprano debía llegar a su fin», observó.

Dos astronautas para la nueva era espacial
Comentarios