domingo 22/5/22

La autoayuda se dispara en pandemia

por cada suicidio de una mujer, hay tres de hombres. la depresión y la ansiedad provocadas a causa del covid han multiplicado la venta de libros de autoayuda, un interés que es muy superior entre las lectoras, que los consumen, según destacan las editoriales, un 28% más que ellos
                      mr wonderful
mr wonderful

sara rubio

La pandemia disparó el consumo y el interés por los libros de autoayuda. En el momento más crítico de estos últimos dos años la demanda de estas guías se eclosionó hasta un 512%. Es decir, se multiplicó por seis en comparación con los momentos previos al coronavirus.

Según un estudio publicado por Idealo, los picos en el aumento del interés por estos libros coincide con las olas del coronavirus, y en consecuencia, con el aumento de las restricciones. El máximo se alcanza en la tercera ola, en enero de 2021, cuando los encuentros navideños hicieron disparar los casos. El segundo máximo se registra a finales del mes de agosto de 2020, coincidiendo con la segunda ola tras las vacaciones de verano. Fernando Miralles, profesor de psicología en la Universidad CEU San Pablo, explica que «lo que más ansiedad da al ser humano es la incertidumbre, y la pandemia ha sido una época de mucha incertidumbre».

El encierro que se impuso obligó a muchas personas a cambiar drásticamente su estilo de vida, y con ello la necesidad de adaptarse a esta transformación. Este periodo de incertidumbre genera el caldo de cultivo perfecto para que asalten las dudas, los porqués y se intente ahondar en las cuestiones de quién somos y hacia dónde dirigimos nuestra vida. La consecuencia directa es un acercamiento de la sociedad a la psicología. «Hemos visibilizado la salud mental, ha caído el estigma de ir al psicólogo», indica Kike Aganzo, responsable de comunicación de Idealo.

En cuanto al perfil de los consumidores de este tipo de libros, el estudio deja al descubierto las diferencias entre los hombres y las mujeres frente a la psicología. Las mujeres consumen un 28% más este tipo de libros que los hombres. Miralles encuentra la razón en que «los hombres no suelen pedir ayuda porque para ellos suele parece que es de ser débil», pero advierte de que al final, «por cada suicidio de una mujer, hay tres de un hombre».

La franja de edad en la que más se consumen este tipo de libros es de los 45 a los 54 años y en la que menos de 18 a 23. Esto se debe principalmente a que a edades más maduras, «el vaso está lleno, y a poco que echemos una gota de agua, va rebosar» pero en edades más tempranas «al vaso aún le queda mucho hueco», explica Miralles.

En cuánto a las preferencias entre el papel o el formato digital los consumidores lo tienen claro. El formato tradicional se sigue imponiendo entre más del 66% de los usuarios. «El libro es una de las pocas cosas que no ha sucumbido a lo digital, porque para todo lo demás la gente prefiere lo digital», destaca Kike Aganzo, responsable de comunicación de Idealo. Y sobre las previsiones, Aganzo señala que la tendencia por el interés de los libros de autoayuda «se ha mantenido a pesar de la estabilización de la covid-19, por lo que es posible que continúe al alza en los próximos años».

La autoayuda se dispara en pandemia
Comentarios