domingo 29/5/22

Un nuevo tratamiento reduUn equipo liderado por el Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona (INc-UAB) ha logrado reducir en ratones la inflamación crónica asociada a la esclerosis múltiple administrando un tipo de lípido mediador de la inflamación.

Los investigadores han constatado que estas sustancias mediadoras, encargadas de resolver el proceso inflamatorio cuando ya no resulta beneficioso, están minimizadas tanto en personas que padecen esclerosis múltiple como en los modelos animales de la enfermedad, por lo que su uso podría ser una buena estrategia para tratar esta patología autoinmune.

La inflamación aguda es una respuesta protectora frente a infecciones, que favorece la regeneración de los tejidos después de una lesión y una vez realizada su función, una serie de mecanismos regulados por unos lípidos que actúan como mediadores se encargan de resolverla.

Un fallo en la respuesta de resolución produce una inflamación incontrolada que resulta perjudicial para los tejidos.

En la esclerosis múltiple, un trastorno autoinmune en el que las células de defensa del cuerpo atacan el recubrimiento de la cola de las neuronas (la mielina), la inflamación es persistente y juega un papel clave en el desarrollo de la enfermedad.

Avances contra la escleroris múltiple
Comentarios