miércoles. 29.06.2022
                      DF20P6F6-12-09-30-7.jpg
DF20P6F6-12-09-30-7.jpg

alfredo valenzuela

La caza de brujas se desencadenó al inicio de la Edad Moderna y no en la Edad Media, las persecuciones más agresivas fueron en lo que hoy es Alemania mientras que en España la Inquisición frenó esa persecución, según las conclusiones de «Brujas» (Debate), un ensayo de la catedrática de la Universidad de Sevilla Adela Muñoz Páez que llega este jueves a las librerías. Catedrática de Química Inorgánica, Muñoz Páez se interesó por la historia de la brujas tras publicar una «Historia del veneno» en 2012 y hallar varios nexos entre una historia y otra, pero lo que encontró fue una realidad histórica que desmentía una sucesión de tópicos, algunas reminiscencias de la Leyenda Negra y creencias que no se sustentaban en los hechos. Otra de las conclusiones del estudio de Muñoz Páez es que, contra otra extendida creencia, las penas más crueles contra las personas acusadas de brujería no las impusieron los tribunales eclesiásticos. Según los datos históricos revisados por Muñoz Páez de entre las 50.000 y 60.000 muertes provocadas por la persecución de la brujería, aproximadamente la mitad se produjo en los antiguos Estados que hoy conforman Alemania, mientras que en España no hubo más de treinta personas ejecutadas a lo largo de tres siglos, exceptuando Cataluña.

Según Muñoz Páez, en Cataluña la persecución fue «extraordinariamente cruel» porque allí no se reconoció la autoridad de la Inquisición, por lo que las muertes por brujería superaron las cuatrocientas —y cita el estudio del historiador Pau Castell, que ha documentado 700 procesos contra mujeres por brujería en Cataluña en tres siglos—. Muñoz Páez ha recordado al inquisidor Alonso de Salazar Frías, quien entre los siglos XVI y XVII cuestionó que los hechos de los que se acusaba a las brujas fueran reales, entrevistó por toda España a tres mil personas relacionadas con ellas, negó la existencia de los aquelarres y rechazó que muchas de las mujeres acusadas tuvieran capacidad alguna para hacer daño a otras personas.

Brujas, una historia deformada
Comentarios