domingo 22/5/22

A la hora de asumir la literatura para jóvenes, la novelista mexicana Liliana Blum renuncia al paternalismo porque prefiere tutear a sus lectores que hacer con su escritura el papel de maestra o de mamá. «No quería ese tipo de literatura juvenil manipuladora. Decir, ‘para que no llegues a las drogas, te voy a contar una historia’. Intenté salir del papel de maestra y de mamá», aseguró la autora en una entrevista con Efe. Blum acaba de publicar «El extraño caso de Lenny Goleman», una novela para adolescentes editada por Planeta, cuya trama gira alrededor del bullying, que en el libro le causa el suicidio a un estudiante. Derrotado por el abuso de algunos compañeros de su salón de clases, Daniel se quita la vida, lo cual estremece a su mejor amiga, Alina, quien decide tomar venganza contra los acosadores que atacan en grupo, pero por separado son cobardes. «Así como los tiburones nadan acompañados de un grupo de rémoras, los ‘bullies’ se mueven por la vida de manera parecida. Siempre hay uno que es el jefe, y luego están los otros, los segundones, más cobardes que su líder», comenta uno de los últimos capítulos. Blum desvela los abusos a través de las historias humanas y, aunque alguno de sus personajes piensa en la posibilidad de revancha, opina que hay otras opciones.

«En mis libros hay esperanza, redención. Pasan cosas malas pero siempre hay un personaje que toma decisiones correctas y llegan a un proceso de entendimiento para empezar a cambiar. A Alina le gustan los lunes, y es que ese día es una nueva oportunidad para empezar a hacerlo todo mejor», concluye.

El bulliying son edulcorar
Comentarios