sábado 19.10.2019

Calleja, oro en León y platino en Nueva York

A Jesús Calleja (León. 1965) le ha llegado la hora de los premios. Si en León fue Medalla de Oro de la Provincia el año pasado, en Nueva York recogerá el próximo 20 de noviembre el título como «Embajador de la Paz 2019» que otorga el New York Summit, el mayor evento del mundo hispano que se celebra en Estados Unidos y que reúne a directivos de medio mundo en busca de las claves del éxito de la mano de líderes y celebridades. El leonés recibió la noticia mientras trabajaba en un nuevo rodaje y señaló que, si cualquier premio es bien recibido, este en concreto «es como un sueño». Estará al lado de Rigoberta Menchú, que será nombrada Embajadora Mundial de la Paz y de los descendientes de Nelson Mandela y Martin Luther King que mantienen el legado de estos luchadores por los derechos humanos y en particular de las personas negras.
El aventurero leonés Jesús Calleja. RAMIRO
El aventurero leonés Jesús Calleja. RAMIRO

«Sería muy bonito poder acercarme en coche a la Casa Blanca y contárselo al señor Trump que es el que más peligro de apretar el botón», señaló al ser preguntado por el lugar al que le gustaría llevar la paz.

 

Calleja también lanzó un órdago de solidaridad desde su nueva misión como Embajador de la Paz 2019. «En el primer mundo vivimos muy bien con nuestra tecnología, pero el 98% de los materiales de que está hecha viene de África, pero luego nos quejamos de la inmigración que llega a Europa», señaló. «Queremos tener tecnología y cuando se arriesgan cruzando el mar en una barca de goma nos parece mal», dijo Calleja. «Tenemos que ser más solidarios», añadió.

 

El popular aventurero y presentador cree que «tenemos el deber de acabar con tanta desigualdad» y «equilibrar la balanza». Recordó que las personas que se arriesgan a morir en el mar «vienen por sobrevivir y debemos ceder un poco de lo que tenemos». Asimismo, alertó contra los discursos xenófobos de «ciertos partidos» y advirtió que el «odio» que transmiten «tiene un efecto contagio sobre la población. «No hay que caer», recomendó.

Calleja, oro en León y platino en Nueva York
Comentarios