viernes 3/12/21

El campo se abre camino en la capital

Mil ovejas merinas y cien cabras retintas volvieron a cruzar ayer las calles de Madrid para celebrar la 28ª edición de la Fiesta de la Trashumancia, que protege las vías pecuarias
                      Ovejas merinas y cabras retinas pasan por la Puerta del Sol de Madrid. FERNANDO VILLAR
Ovejas merinas y cabras retinas pasan por la Puerta del Sol de Madrid. FERNANDO VILLAR

Mil ovejas merinas y cien cabras retintas cruzaron la capital este domingo para celebrar la 28ª edición de la Fiesta de la Trashumancia, que conmemora la ley que protege las vías pecuarias de España y el tránsito libre de los rebaños de un lugar a otro.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, recibió Cibeles al ganado y sus pastores, una tradición que se recupera después de que en 2020 tuviera que suspenderse como consecuencia de la pandemia de covid.

El alcalde dio la bienvenida a los pastores junto a los delegados de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, además de otros representantes municipales, del presidente del Concejo de la Mesta, Jesús Garzón, y de la representante de las Mujeres Buenas de la Mesta, Marity González. Acompañados por mayorales, rabadanes y ganaderos, los pastores pagaron a las autoridades madrileñas los ‘50 maravedís al millar’ estipulados por la Concordia de 1418 entre los ‘Hombres y Mujeres Buenos de la Mesta y los procuradores del Concejo de la Villa’ como precio para que sus ganados pudieran hacer uso de los senderos. Ambas partes rubricaron un año más aquel acuerdo y conmemoraron la ley que protege las vías pecuarias de España y el tránsito libre de los rebaños de un lugar a otro. La ruta, que se iniciaba desde los Picos de Europa, salía por la mañana desde la Casa de Campo y, tras subir por la cuesta de la Vega y calle Mayor hasta la Puerta del Sol, enfiló por la calle de Alcalá hasta alcanzar Cibeles. Tras rubricar la concordia, los rebaños llegaron a la plaza de Colón para dirigirse hasta las explanadas del Palacio de Oriente y la Catedral de la Almudena, donde grupos regionales festejan durante la tarde del domingo con música y danza la trashumancia hasta su traslado por la tarde al lago de la Casa de Campo. Será el martes a las 10.00 horas cuando el rebaño salga de la Casa de Campo hacia las cañadas extremeñas a pasar el invierno.

El campo se abre camino en la capital
Comentarios