sábado. 25.06.2022

CAMPO VERDE

Las Cooperativas Agro-alimentarias de España piden una pausa en determinadas políticas de sostenibilidad europeas para favorecer la rentabilidad de las agrupaciones, de forma que éstas puedan garantizar la producción suficiente para proveer de alimentos a los ciudadanos.
                      Un rebaño de cabras. efe
Un rebaño de cabras. efe

dl

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, durante su intervención en la Asamblea General de esta agrupación, como una ayuda para afrontar un contexto actual «muy complicado» por las inclemencias meteorológicas -entre heladas y sequías-, la guerra en Ucrania y una pandemia que aún no termina.

«Es un escenario que nos ha llevado a un incremento de costes generalizados, una situación muy complicada para la superviviencia de muchas explotaciones ganaderas y agrícolas y de muchas dificultades para nuestras cooperativas», ha expresado.

Por ello, y delante del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que también ha acudido al evento, Villafranca ha dicho que «quizás en este momento sería más prudente no avanzar en la estrategia comunitaria ‘De la granja a la mesa’».

En lugar de poner el foco en esta política europea, que aboga por una producción, transporte, distribución y comercialización de alimentos con impacto positivo en el medio ambiente, habría que estar más preocupados de alimentar a los ciudadanos, ha continuado el representante de las cooperativas. Villafraca ha abundado que el sector se encuentra en un momento de «transición medioambiental» y que no concibe un modelo productivo que no sea sostenible, pero que «hay que medir los tiempos» porque «la agricultura tiene que tener números verdes para abordar estos problemas».

«Queremos ser sostenibles pero la sostenibilidad tiene que ser no sólo medioambiental sino también económica (…). No podemos dejar de demandar un modelo sostenible, pero que permita alimentar a los ciudadanos», ha expresado. Durante su intervención, Villafranca también ha repasado otros asuntos relativos al sector, como el de los seguros agrarios, sobre los que ha dicho que Cooperativas está trabajando en una propuesta que harán llegar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para mejorarlos.

Pidió certezas sobre la aplicación de la nueva Política Agraria Común (PAC) de forma que «no se pierda ni un sólo euro de los que llegan desde Bruselas». También se ha referido a la Ley de la Cadena, valorando esta iniciativa que busca que no haya una pérdida de valor entre los eslabones que la conforman, pero se ha preguntado cómo será posible hacerla funcionar en un momento en el que los costes «aumentan de forma desmedida». En la asamblea se ha presentado el nuevo informe «El cooperativismo agroalimentario», que recoge una reducción del 1,3 % anual de la facturación cooperativista en 2020, cuando se quedó en los 30.170 millones.

Fue el año de irrupción de la pandemia pero ese descenso de las ventas se debió principalmente a la caída de la producción de aceite de oliva.

CAMPO VERDE
Comentarios