viernes 28.02.2020

CAROLINA DARiAS

Financiación, ser o no ser de León y de la España vaciada

Con la que está cayendo en Cataluña, la nueva ministra de Política Territorial tendrá poco tiempo para otros asuntos que son de vital importancia para el resto de comunidades autónomas. El primero, la financiación, y en clave leonesa, la defensa del mundo rural, envuelto en graves desafíos como la despoblación, el declive de las cuencas mineras, la marcha de los jóvenes o la ausencia de alternativas económicas. Lo que muchos vienen en llamar ahora la España Vaciada.

De todas formas, quizá la primera pregunta que le hagan los periodistas si viaja por esa tierra sea su opinión sobre el debate de una autonomía para León que ha abierto como una caja de los truenos el alcalde y compañero de partido José Antonio Diez. Conocer su opinión será interesante, más viniendo de Canarias, una comunidad con una fuerte rivalidad entre Tenerife y Gran Canaria.

Aunque el reto demográfico recae en su compañera de gabinete Teresa Ribera, la nueva ministra de Política Territorial tiene por delante administrar un departamento que a la fuerza le obligará a entrar en debates de la hemeroteca, visto lo que pensaban en las filas del hoy vicepresidente Pablo Iglesias cuando Sánchez no podía dormir por las noches. Podemos, sus compañeros en el nuevo Gobierno, han pedido en varias ocasiones la supresión de las Diputaciones, por ser instituciones heredadas del siglo XIX.

Debe saber Carolina Darias que León es una provincia con una estructura territorial compleja, más que otros territorios, por la singularidad de tener 1.236 pedanías, 211 ayuntamientos y una comarca con identidad propia como el Bierzo. Nadie discute el papel esencial que la Diputación, que preside ahora su también compañero del PSOE Eduardo Morán, tiene en la gestión diaria de una provincia que es más grande en extensión que el País Vasco. Como garante de la gestión de los pequeños municipios —clave para que el mundo rural sobreviva en el presente siglo— y por el papel que se juega también desde el Palacio de Guzmanes en la supervivencia de las Juntas Vecinales. Una organización más que centenaria presente en muy pocas provincias y que se enfrenta a retos propios como su modernización, con nuevas figuras jurídicas en el control de sus cuentas. Definir las funciones de estas entidades locales menores, como las más cercanas a los vecinos, supone una prioridad para León. Las pedanías necesitan mayor concreción para ver despejado el horizonte de su supervivencia. Ir en contra, como intentó Montoro, sería un grave error, primero por la frontal oposición que generaría en los pueblos y también porque son parte de la esencia de esta tierra a la hora de hablar de la propiedad comunal.

En la agenda, la ministra ya tiene la carta que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha enviado a Pedro Sánchez en la que le traslada su lealtad institucional y le solicita una reunión «en próximas fechas». Será quien gestione lo que acuerden ambos presidentes. Mejorar la financiación es la única manera de salvar la España Vaciada, esa que tiene los mismos derechos.

CAROLINA DARiAS
Comentarios