martes 17/5/22

Carracedelo: un refugio que sabe a Bierzo

Un monasterio benedictino y un museo que cobija a Sherlock Holmes son solo dos de sus atributos

El Monasterio de Santa María de Carracedo (siglo XII) es la joya patrimonial y arquitectónica de Carracedelo. Un bien tangible que convive con otros muchos más propios de los sentidos. Casi todos ligados a la condición agrícola de un municipio que muda con cada estación al compás de sus árboles frutales y en función del ritmo que imponga la huerta. En Carracedelo se siente el campo como en pocos sitios y el olor a pueblo en el mejor sentido de la palabra. Es el destino perfecto para quienes buscan sosiego, naturaleza, tradición y buena mesa a un paso de la capital del Bierzo.

De su monasterio se ha escrito mucho, como cada vez se habla más de esa otra arquitectura popular sobre la que se asienta el pasado del municipio y que el Ayuntamiento ha sabido recuperar. Son molinos, palomares, hornos y lagares. Vestigios del pasado más presente que ahora se pueden alcanzar en algunas de la rutas de las que dispone Carracedelo. Hay hasta sesenta kilómetros y cualquiera puede terminar o empezar en el Munic.

Sí, el museo de Carracedelo que ocupa un edificio singular en el complejo del Oro Roma —donde también se desarrollan las ferias que hacen de este municipio el epicentro de la agroalimentación del Bierzo— es la apuesta más fuerte que el Ayuntamiento ha hecho en los últimos años. Trasciende el ámbito cultural y es ya una referencia. Sus exposiciones temporales lo han convertido en un atractivo de primer nivel y demuestran que ser un municipio rural no es freno para nada, ni siquiera para dar vida a Sherlock Holmes y acercar el Londres victoriano de la Revolución Industrial al Bierzo. Elemental, la historia de Sherlock Holmes es el título de la muestra comisariada por Silvia Blanco que ahora ocupa el Munic y se complementa con diferentes actividades culturales y talleres especialmente dirigidos a un público infantil. Es una apuesta segura no solo para conocer de cerca la figura del famoso detective inglés, sino también la de su creador y la historia misma de aquel Londres en el que nació Scotland Yard y surgió la prensa sensacionalista, se acrecentaron las diferencias sociales y Whitechapel era más que un barrio destinado a la nueva clase obrera.

Entre históricos puentes colgantes, una variante del Camino de Santiago que discurre por Camponaraya, Narayola, Carracedo del Monasterio y Cacabelos, uno de los museos etnográficos más completos de la provincia de León y consabidos templos religiosos también discurre la historia de Carracedelo.

Carracedelo: un refugio que sabe a Bierzo
Comentarios