viernes 28.02.2020

El castillo que corona la esencia cultural de la comarca coyantina

La construcción está formada por un foso, un antemuro y la gran muralla almenada con torres de triples cubos. Al sur se alza la torre del homenaje e incluso se conservan trozos de muralla
Vista panorámica del Castillo de Valencia de Don Juan, principal símbolo de la localidad coyantina.
Vista panorámica del Castillo de Valencia de Don Juan, principal símbolo de la localidad coyantina.

Muchas son las poderosas razones que hacen de la comarca coyantina uno de los destinos más visitados y singulares de la provincia leonesa. No solo es Valencia de Don Juan, epicentro del que parten un gran número de propuestas, sino todo un territorio donde la vid y la agricultura están grabadas a fuego en su ADN.

Quizá uno de sus símbolos principales es el Castillo de Valencia de Don Juan, un edificio histórico, referente peninsular de la arquitectura gótico-militar. La construcción está formada por un foso, un antemuro y la gran muralla almenada con torres de triples cubos. Al sur se alza la torre del homenaje e incluso se conservan algunos trozos de muralla. Desde hace más de una década el Museo del Castillo de Valencia de Don Juan —ubicado en el interior de la Torre del homenaje y distribuido en tres plantas— puede visitarse recorriendo los hechos más importantes de la historia de la villa y de su castillo.

Qué ver

En el museo, el visitante descubre los entresijos de la historia del Castillo de Valencia de Don Juan, mandado a construir por la familia Acuña en el siglo XV, así como los anteriores usos que tuvo el solar donde actualmente se ubica la fortaleza, además de disfrutar de las magníficas vistas de la vega del río Esla desde la terraza de la tercera planta.

La parroquia de San Pedro Apóstol y la iglesia de Nuestra Señora del Castillo Viejo (Padres Agustinos) se suman al recorrido histórico y patrimonial de la localidad. En su día, esta ciudad contó hasta doce iglesias y ermitas, en la actualidad solo quedan dos. En la iglesia de San Pedro Apóstol destaca el retablo del altar mayor obra de Guillermo Doncel y su exterior en piedra de sillería con dos imponentes torres cuadrangulares. En la iglesia de Nuestra Señora del Castillo Viejo se atesora uno de los grandes patrimonios locales: la Virgen del Castillo Viejo, una imagen gótica del siglo XIII, patrona de Valencia de Don Juan.

Al margen del Castillo y su entorno, otro de los grandes atractivos turísticos de la localidad —este especialmente pensado para la etapa estival— son las piscinas municipales, consideradas como todo un parque acuático cargado de toboganes y juegos para grandes y pequeños. Un paraíso al que acuden miles de personas gracias a sus impresionantes instalaciones y al cálido tiempo que acompaña a toda la zona más allá del verano.

Otro importante motor económico del municipio es su mercado. La localidad acoge todos los jueves un mercado semanal que es una cita obligada para coyantinos y los habitantes de la comarca. El carácter ferial de la ciudad lo marca principalmente la Feria de Febrero que está a punto de cumplir sus 100 años. Esta casi centenaria cita, este año se celebra la edición número 99, es el evento más destacado de la localidad.

También se desarrollan en la localidad otras citas feriales: la Feria del Vino, la Feria del Libro, la de Cerámica y Artesanía, la Feria Rociera o el Mercado Medieval llenan la agenda coyantina congregándose en la temporada estival.

El castillo que corona la esencia cultural de la comarca coyantina
Comentarios