miércoles 8/12/21
                      DZ15P4F4-12-11-24-8.jpg
DZ15P4F4-12-11-24-8.jpg

La huella del Camino se vuelve a sentir con fuerza a su paso por el municipio de Chozas de Abajo a medida que la pandemia se aleja —poco a poco— dando un respiro necesario que ya notan en los negocios de la zona, sobre todo en los tres albergues de Villar de Mazarife. Un año Jacobeo atípico, como casi todo en estos tiempos, pero cargado de esperanza. Los peregrinos recorren de nuevo las sendas interiores de unas localidades acostumbradas a recibirlos con gentileza, repletas de sorpresas en su patrimonio, gastronomía —con la patata como símbolo— e historia.

Es a su paso por este municipio leonés donde muchos de los peregrinos conocen de primera mano el Camino de Santiago más singular, donde se alcanza una serenidad que solo las zonas rurales de verdad regalan. Que las aguas vuelvan a su cauce ayuda también a que otros parajes recuperen el esplendor de antaño. Buen ejemplo de ello es la Ruta de las Lagunas, una joya natural ubicada dentro del Páramo Alto Leonés que atraviesa campos y cultivos en los que habitan multitud de especies de aves (cercetas, azulones, cogujadas, alcaravanes, milanos reales, pinzones, carboneros o herrerillos, entre otras).

Una ruta de senderos anchos, bien señalizada y apta para todos los públicos. Caminar el otoño por Chozas de Abajo concede una oportunidad diferente en el páramo alto leonés. El cliché se desmonta en la ganancia que las lagunas le dan a las primeras precipitaciones hasta conformar las balsas en las que el pueblo, cuando la hacendera regía como norma, encontró un sustento que hoy se convierte en patrimonio.

Más allá del Camino de Santiago y las lagunas, Chozas es conocida por su Feria de la Patata. Un evento que este sábado volverá a la localidad —después de dos años de ausencia— aunque eso sí, todavía de una forma simbólica. Y es que no habrá feria como tal —ni la tradicional comida— pero sí se hará entrega de la Patata de Bronce, galardón que esta vez recaerá sobre el Banco de Alimentos de León.

Desde el Ayuntamiento han apostado por la prudencia hasta que la pandemia sea ya cosa del pasado y confían en que de cara a 2022 puedan recuperar la muestra como tal, con todo su esplendor extendido por calles y plazas. «Si todo va bien, en un año recuperaremos el programa con el resto de actividades», remarcan.

Mientras, el acto de entrega de la Patata de Bronce se realizará este sábado 16 de octubre en el Ayuntamiento a partir de las 13.00 horas. Al margen del propio galardón, los agricultores de la zona harán una entrega de patatas al propio Banco de Alimentos. Se prevé que la donación ronde los 3.000 kilos. Una Feria de la Patata más solidaria que nunca que ya el año pasado premió al Hospital de León y ahora se vuelca con el Banco de Alimentos.

chozas de abajo
Comentarios