miércoles. 10.08.2022

El ciberacoso causa mayor victimización

El responsable de menores del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) explicó que el ciberacoso causa mayores perjuicios en las víctimas por su carácter constante
                      Una menor frente a la pantalla de un ordenador. L. DE LA MATA
Una menor frente a la pantalla de un ordenador. L. DE LA MATA

El ciberacoso posee varias características que lo diferencian del acoso tradicional, y por tanto requiere de una estrategia de tratamiento especial. Entre estas características, destaca el mayor nivel de victimización que se produce entre las personas que sufren este tipo de situaciones.

A esta situación se ha referido Manuel Ransán, responsable de menores del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) durante la comisión especial de las Cortes Valencianas sobre el acoso escolar. «Hay un acceso 24/7 a la víctima, con teléfonos móviles o redes sociales, estamos conectados permanentemente y los acosadores tienen la facilidad o posibilidad de llegar hasta la víctima en cualquier hora del día y en cualquier espacio», lo que ayuda a entrar en una «espiral de estrés y genera esa falta de autoestima tan perjudicial» explicó.

Además, ha señalado que «el uso de medios digitales ha incorporado unas nuevas dimensiones y condiciona en gran medida la forma en la que se ejerce la violencia entre iguales, diferenciándose de otras formas más tradicionales», ha indicado Ransán, para quien ahora «no debemos fijarnos solo en los avances tecnológicos sino en la forma en la que los usamos para relacionarnos entre nosotros».

Según el experto, el plano digital favorece la aparición de conductas abusivas debido al pseudoanonimato que tiene internet, ya que «puede hacer sentirse poderosos a los acosadores y darles sensación de impunidad», aunque incluso sin anonimato «el simple hecho de no estar en contacto con una persona, de estar detrás de una pantalla, hace también que los jóvenes se comporten de manera más desinhibida».

Además ha explicado que esa falta de contacto también impide que se establezca un vínculo de humanidad entre la víctima y el acosador. «Es más difícil desarrollar la empatía, ser consciente del daño que se está causando, que es el primer mecanismo que un acosador tiene para cesar es sus comportamientos de hostigamiento», ha añadido.

El ciberacoso causa mayor victimización
Comentarios