lunes 25/1/21

La ciencia tiende su mano

Más de cuatro mil personas participan en las 60 actividades organizadas desde la Universidad de León para impulsar la divulgación científica: la Semana de la Ciencia y la Noche Europea de los investigadores
La divulgación científica es una parte esencial de la Universidad de León y los investigadores, como en esta imagen del año pasado, buscan también el lado divertido. DL
La divulgación científica es una parte esencial de la Universidad de León y los investigadores, como en esta imagen del año pasado, buscan también el lado divertido. DL

A. Calvo

Acercar la ciencia y la investigación a toda la sociedad son los pilares fundamentales de la Semana de la Ciencia y la Noche Europea de los Investigadores, dos acciones encaminadas la divulgación científica, a abrir las puertas de los laboratorios de la Universidad de León para tender una mano y mostrar algunas de las actividades y proyectos que en ellos se llevan a cabo. La Semana de la Ciencia se desarrolló del 9 al 20 de noviembre y la Noche Europea de los Investigadores tuvo lugar el 27 de noviembre. Entre las dos sumaron 60 actividades, talleres o charlas y recibieron el apoyo de más de cuatro mil personas, entre las que se inscribieron en alguna de ellas y las que aprovecharon los recursos digitales para aprender de lo que se había hecho, ya que la mayoría de las acciones se llevaron a cabo de forma telemática como consecuencia de la crisis sanitaria.

«La Semana de la Ciencia es una iniciativa de la Unión Europea que tiene como finalidad fomentar la cultura científica en la ciudadanía, favorecer la incorporación de los investigadores a los entornos de divulgación de la ciencia y acercar a la sociedad la actividad de las instituciones que forman parte de esta iniciativa», explica la organizadora de los encuentros, María Teresa Renilla Santos, quien añade que en este caso la Universidad de León ya ha celebrado 18 ediciones de estos encuentros, mientras que en el caso de la noche es la segunda vez que se participa en esta iniciativa en una intensa jornada vespertina en la que la Universidad de León se vuelca con la divulgación científica.

El Parque Científico Universidad de Valladolid coordina la Semana de la Ciencia y colaboran en sus desarrollo, a través de la Consejería de Educación, la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León. La institución académica leonesa busca a través de este proyecto «fomentar la cultura científica en la ciudadanía, favorecer la incorporación de los investigadores a los entornos de divulgación de la ciencia y acercar a la sociedad la actividad que se realiza en la institución», explica Renilla Santos, para añadir que las actividades que se organizan son cursos, talleres, conferencias, visitas guiadas, exposiciones y debates que estarán dirigidos a todos los públicos.

En el caso de la Noche de los Investigadores Europeos, las cuatro universidades públicas de Castilla y León (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) colaboran estrechamente para ofrecer de forma coordinada diferentes actividades de divulgación científica, que este año tuvo lugar el pasado viernes, de manera organizada en Burgos, León, Palencia y Salamanca. Los actos, (como talleres, charlas, espectáculos u otras actividades lúdicas), están promovidos por la Comisión Europea en el que los investigadores de más de 300 ciudades del viejo continente «acercan de forma amena el valor del conocimiento científico y técnico a adultos y menores», señala la coordinadora del programa en la Universidad de León, para explicar que el programa se compuso de microcharlas, conferencias y talleres divulgativos para todos los públicos impartidos por los investigadores leoneses.

La crisis sanitaria obligó este año que todas las actividades se realizasen de forma virtual, aunque la institución académica leonesa contó con la colaboración en algunas de sus actividades con empresas e instituciones —el CRE del Imserso, ubicado en San Andrés, Soltra, el Ayuntamiento de Astorga y la oenegé ACCEM, además de la Asociación Activos y Felices— en los dos eventos. «A pesar de la situación, que los profesores han tenido que adaptarse a nuevas formas de docencia, han tenido muy buena respuesta», señala Renilla, quien también valora la implicación de la sociedad leonesa, porque hubo programas que se cubrieron a las pocas horas de anunciarlos.

«Otros años estas jornadas se hacían con los institutos, pero el hecho de tener que llevarlas a cabo de manera virtual ha provocado que se llegue a más gente, incluso de otras provincias, aunque es cierto que se pierde el contacto con la gente, su respuesta», precisa la organizadora de los eventos, para señalar que cada vez son más los investigadores de la Universidad de León que se implican en la divulgación científica y en dar a conocer los proyectos que llevan a cabo vinculados a sus trabajos de investigación. En este sentido, recuerda el balance más que positivo de la primera Expociencia que se celebró el curso pasado en el Palacio de Exposiciones y que, condicionada por la pandemia, probablemente este año tenga que dar el salto al formato digital.

Entre las materias que han protagonizado los talleres de la Semana de la Ciencia la Noche de los Investigadores están aspectos relacionados con los incendios, una interesante cata de mieles (en la que los inscritos tuvieron que pasar de forma previa a recoger un paquete con todo lo necesario), además de actividades diversas relacionadas con los alimentos, las Redes Sociales y el trabajo, la reanimación cardiopulmonar, el consumo sostenible o la importancia de la expresión gráfica en la creación de videojuegos. Además, en las actividades hubo representación de todas las áreas del conocimiento (Arte y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ingeniería y Ciencias Sociales y Jurídicas) a fin de que la sociedad leonesa conozca las investigaciones que se realizan en la Universidad y también para sembrar un germen y animar a los jóvenes a que apuesten por un carrera científica y la investigación.

La ciencia tiende su mano
Comentarios