lunes. 27.06.2022

Un colectivo esencial para la ciudadanía

El Colegio de Abogados ha reforzado su papel como servicio público en la crisis sanitaria

Fernando Rodríguez Santocildes es el Decano del Colegio de Abogados de León, desde el año 2017, y fue reelegido a finales del pasado año por un nuevo periodo de cuatro años.

El decano pone en valor el importante papel desempeñado durante esta crisis sanitaria por los profesionales de la abogacía que ha puesto de manifiesto «su función esencial e imprescindible para la ciudadanía».

En cuanto a las reformas legislativas previstas destaca la trascendencia de las modificaciones normativas de eficiencia procesal, organizativa y digital, entre otras, pero resalta la importancia de llevar a cabo modificaciones legislativas en materia de conciliación personal, familiar y profesional como viene impulsando el Consejo General de la Abogacía.

«También se hace necesaria y urgente la aprobación de la Ley Orgánica del Derecho de Defensa, cuya tramitación se encuentra prácticamente finalizada, que ha sido una de las principales reivindicaciones de la abogacía; esta ley contribuirá a reforzar el papel de la abogacía mejorando la protección de los ciudadanos, verdaderos titulares de este derecho fundamental».

Como abogado del turno de oficio viene demostrando una dedicación especial a la asistencia jurídica gratuita y a los profesionales adscritos al turno de oficio. «No se puede concebir un estado de derecho que no garantice de manera eficaz el derecho de defensa a aquellos ciudadanos que carecen de recursos para litigar o viven situaciones de especial vulnerabilidad».

El pasado día 21 de enero, participó en un encuentro con representantes de los grupos políticos en el Congreso de los Diputados en la que se plantearon las bases de una próxima reforma de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita que se hace necesaria tras veinticinco años de vigencia de la actual. «En los últimos tiempos se han dado pasos importantes para la mejora del turno de oficio pero aun resta mucho camino por recorrer».

Los profesionales del turno de oficio prestan, a través del Colegio de Abogados, un servicio de calidad a la ciudadanía y cuentan con una formación especializada y continuada y una entrega demostrada, pero el Estado debe sentar las bases para que ese servicio que prestan los abogados y abogadas del turno de oficio se pueda desarrollar en condiciones de eficacia y sostenibilidad, ampliando la cobertura a nuevas realidades como la segunda oportunidad, menores o discapacidad y financiado la formación de los profesionales.

El decano destaca igualmente su apuesta por la innovación tanto en el colegio como en el ejercicio profesional. «La nueva brecha digital y la innovación ya no son una opción, son una necesidad y una obligación para desarrollar un ejercicio de la profesión eficaz, rápido, seguro y confiable»

La aprobación del nuevo Estatuto General de la Abogacía, en vigor desde junio de 2021, exige la modificación y actualización del estatuto colegial, que se llevara a cabo en los próximos meses; este cambio en la regulación colegial supone, a juicio del decano, un fortalecimiento de la profesión reforzando la importancia del secreto profesional; la posibilidad de presentación de reclamaciones a los colegios frente al CGPJ ante reiterados e injustificados retrasos judiciales de nuestros juzgados y tribunales; o la implementación de la ventanilla única contribuyendo a una mayor transparencia a favor de los consumidores y usuarios.

Entre los proyectos para 2022 destaca el IV Congreso de la Abogacía de Castilla y León, que tendrá lugar en Burgos.

Un colectivo esencial para la ciudadanía
Comentarios