domingo 17/10/21

Color y vida tras dieciocho años

El pintor Manuel Sierra restaura el mural que había pintado en Villablino en el año 2003 a petición del consistorio lacianiego debido a su gran deterioro
                      El pintor Manuel Sierra con el equipo de gobierno y un amigo suyo junto al mural restaurado. ARAUJO
El pintor Manuel Sierra con el equipo de gobierno y un amigo suyo junto al mural restaurado. ARAUJO

El pintor Manuel Sierra reitera el amor que le tiene a su tierra, Laciana con la restauración del mural que pintó en la Avenida Sierra Pambley en elAaño 2003 y que ayer fue nuevamente inaugurado en presencia del artista y del equipo de gobierno del ayuntamiento de Villablino.

Tras más de 18 años desde que este mural viera la luz, el Ayuntamiento de Villablino acordó con el pintor la restauración del citado mural, el cual fue elaborado en ese momento por Sierra y un grupo de alumnos de uno de los cursos de verano organizados por la Universidad de León bajo el nombre Muralismo de Combate, un trabajo dedicado a la memoria a las víctimas inocentes de las guerras y de los vecinos de Villablino, ya que además destaca los valores de esta tierra como la grichandana y la vagoneta del carbón.

Según explicó Manuel Sierra, este mural se fue estropeando con el paso del tiempo debido a diferentes causas «vertidos provenientes de un huerto, grietas de la pared y abandono puro y duro», matizó. «A todos nos daba vergüenza y a mi el primero como autor». Una restauración que según el artista «lo pedía» pero a lo largo de las distintas legislaturas «nadie se decidió a hacerlo hasta este momento», afirmó.

Antes de iniciar esta restauración, el consistorio realizó mejoras en el citado mural, que consistieron en la instalación de una solera que impermeabilice la cubierta, eliminar elementos que distorsionan la vista del mural y dotarlo de iluminación, algo que el artista valoró muy positivamente y agradeció por la implicación del personal del Ayuntamiento de Villablino. Por su parte, el concejal de Cultura del consistorio, José Luis Saavedra, señaló que estos trabajos había que hacerlos «sí o sí, porque era una vergüenza como estaba», a la vez que destacó que ahora «desde el equipo de gobierno debemos mantenerlo», ya que considera que se debe apostar por la cultura.

Una primera iniciativa que tanto por parte del Ayuntamiento como de Sierra esperan continuar las colaboraciones.

Color y vida tras dieciocho años
Comentarios