domingo 29/5/22
                      DF24P6F5-12-36-32-7.jpg
DF24P6F5-12-36-32-7.jpg

dl

La idea de las ásanas [cada una de las distintas posturas corporales que tienen como objetivo actuar sobre el cuerpo y la mente] y las breves meditaciones propuestas en este libro proceden, sobre todo, de la visión del mundo infantil y de la atracción inmediata que sienten los niños por los dinosaurios y su universo. Esta pasión está por encima de las modas y no se acaba nunca». Así comienza la experta en enseñar yoga a los niños Lorena Pajalunga las propuestas de estas páginas, con la idea de que «combinar el yoga y los dinosaurios es totalmente revolucionario».

El maestro Diplo recurre a los dinosaurios/as Rex, Raptor, Trixie y Dactyla para mostrar las posturas y meditaciones que nos sirvan para transformar nuestras dificultades en energía y fuerza, las que producen energías para poder afrontar todas las situaciones: frente a la distracción, para el fortalecimiento del cuerpo y la activación de la energía, para canalizar la ira y recuperar la calma y la relajación, el amor y la bondad, para encontrar la parte más amable de uno mismo, para estar quieto y poder sentir la serenidad, para superar los miedos, para sentirse parte del universo…

Si la finalidad está en la enumeración precedente, la fórmula para explicarlo se lleva a cabo mediante preciosas y simpáticas ilustraciones de dinosaurios, que nos van explicando cada paso y movimiento. Un proceso muy divertido, al tiempo que activo y relajante. El libro, en buen formato y exquisitamente editado, alterna páginas en distintos colores y una colección de dinosaurios tan agradables y cercanos, que seguramente no dudaremos en incorporarlos a nuestro día a día. Es cuestión de probar.

Combinar el yoga y los dinosaurios
Comentarios