martes 26/10/21

¿Cómo se iniciaron los casinos en la historia de la humanidad?

casinos

Nuestro mundo y nuestra sociedad son como son debido a las múltiples evoluciones culturales que se han vivido a lo largo de la historia. Todo lo que conocemos hoy es fruto del pasado, ya sean conocimientos, tecnologías o, por qué no, formas de entretenimiento. Y para hablar del origen de uno de ellos estamos aquí hoy.

Se trata de los casinos y los juegos de azar que podemos encontrar en ellos. Desde los juegos de carta a la ruleta, tenemos un sinfín de opciones con las que divertirnos en uno de estos locales. Y todavía más, porque desde hace unos años se han popularizado tanto que las versiones online cuentan cada vez con más usuarios.

La historia de los primeros casinos

Aunque es complicado establecer el incierto origen de algo así con exactitud, vamos a empezar por una fecha cercana. Hablamos del año 3000 antes de Cristo, y nos movemos hasta Egipto para hablar de las primeras apuestas deportivas de la historia. Como decimos, seguro que antes había actividades parecidas, pero este es uno de los primeros momentos de los que tenemos constancia.

En la tierra del Nilo se hacían estas apuestas buscando el ganador de carreras de caballos o un precursor de los bolos, cada uno con sus reglas propias. Además, se contaba con una pista dedicada a ello, donde los “apostadores” podían seguir la partida mientras elegían a su favorito

¿Estábamos ante una de las primeras casas de apuestas de la Historia? Puede que sí.

Pero el propio origen de los casinos no llegó hasta mucho más tarde, hasta el siglo XVII, esta vez en Italia. El desarrollo de los juegos de azar por todo el mundo siguió caminos muy diferentes, pero fue en Italia donde se decidió establecer un edificio propio para este entretenimiento. De hecho, la palabra ‘casino’ tiene su raíz en el término italiano que designa una pequeña villa vacacional o un club social.

Y así fue precisamente como empezó todo. Reuniones sociales, debates y juegos en comunidad donde se veían personajes de la clase alta en algunas de sus villas de recreo. En ellas también veíamos bailes y todo tipo de fiestas en las que se derrochaban los lujosos gustos de la burguesía.

Fue en 1638 cuando se fundó el primer casino, nombrado ya formalmente, en la ciudad de Venecia. A día de hoy, el Casino Ridotto di Venezia sigue en pie, a pesar de haber pasado por varias catástrofes, incendios y problemas de todo tipo. Se trataba de un club social con una elegancia exquisita y un estilo único para la época.

Más allá de las mascaradas en la época del carnaval veneciano, se exigía una etiqueta muy formal para poder acceder a él, además de cierta clase social. Las familias más influyentes de la zona se reunían para beber y divertirse, además de jugar a diferentes juegos como la Basetta (algo similar al Blackjack que conocemos hoy en día).

Durante las décadas posteriores, el juego se fue implantando en diferentes lugares de Italia y Europa, expandiendo la industria de los casinos asta otros lugares. Los siglos XVIII y XIX fueron muy importantes para el descubrimiento de decenas de juegos, de aquí y allá, que se incorporaban al circuito habitual de los casinos más importantes del mundo.

Pero si hay un casino reconocido en cualquier lugar, ese es el Casino de Montecarlo. Uno de los edificios más icónicos de Europa, diseñado por el arquitecto Charles Garnier (que también ideó la Ópera de París). Todo empezó cuando el Príncipe Florestan I legalizó el juego en Mónaco durante el año 1854, que dio lugar al primer casino cerca del puerto un par de años después.

Pero fue en 1858 cuando comenzó la construcción del edificio que hoy conocemos, de estilo Beaux Arts, planificado junto a todo un barrio llamado Montecarlo por el Príncipe Carlos III. Entre 1861 y 1863 se inauguraron todas las instalaciones, bajo la dirección de François Blanc como director del mismo.

Desde el primer momento, supuso un gran aliciente económico para la región, que no dudó en seguir ampliando su publicidad y sus opciones de divertimento. En 1910, por ejemplo, se edificó un teatro para seguir ofreciendo entretenimiento a todos los visitantes de la región.

Por último, no podemos hablar de casinos sin mencionar Las Vegas. Lo que era un terreno prácticamente baldío en mitad de Nevada, comenzó a ser interesante para algunos inversores cuando en 1905 se construyeron algunas vías de ferrocarril. Las familias de los trabajadores y de los empresarios empezaron a asentarse en la zona, y poco a poco fue creciendo un pequeño pueblo.

Hasta 1931 no se permitía el intercambio de dinero ni se legalizaron las apuestas, por lo que se formaron numerosas pandillas que dominaban el ‘gambling’ de la ciudad. A partir de que las leyes establecieron los límites y beneficios permitidos, Las Vegas decidió convertirse en ‘La Ciudad del Pecado’ que es hoy en día; combinando todo tipo de eventos sociales con gigantescos casinos y juegos de azar para todos.

Como decíamos al principio de este artículo, pocas cosas ocurren por casualidad en la historia de la humanidad. Ahora ya conoces algunos de los orígenes más interesantes de los casinos y juegos de azar del mundo, ¿te gustaría descubrir otros secretos de este sector?

¿Cómo se iniciaron los casinos en la historia de la humanidad?
Comentarios