jueves. 07.07.2022

Como la vida misma

Un equipo internacional de científicos, entre los que se encuentra un español, utiliza células madre para fabricar un modelo similar al de las primeras etapas del desarrollo de un embrión humano, un proceso esencial para conocer el origen de las enfermedades
El verde es similar al extremo de la cola de un embrión y el magenta es parecido a las células del corazón. NAOMI MORIS

Un equipo internacional de científicos ha generado, a partir de células madre humanas, un modelo similar al de un embrión humano que recrea las primeras etapas del desarrollo embrionario y que, por tanto, será de gran ayuda para investigar el origen de algunas malformaciones y observar el desarrollo de muchas enfermedades.

El modelo ha sido desarrollado por científicos de la Universidad de Cambridge y el Instituto Hubrecht de Holanda, bajo la dirección del profesor de Genética de Cambridge, el español Alfonso Martínez-Arias. Los detalles se publican en la revista Nature. Los seres humanos partimos de una célula que surge de la unión entre un óvulo y un espermatozoide.

Esa célula se divide en otras dos, después en cuatro y, así, sucesivamente, se multiplica hasta convertirse en una masa que llamamos ‘embrión’ y que a las cuatro semanas es ya el boceto de una estructura con cabeza, columna vertebral, cordón umbilical, músculos, intestino y los órganos que en los siguientes ocho meses crecerán hasta formar un bebé.

El estudio de ese proceso es esencial para comprender nuestros orígenes y el de muchas enfermedades y malformaciones y se lleva a cabo bajo las directrices de un código ético internacional, el informe Warnock, que regula la investigación con embriones humanos y permite su análisis hasta 14 días después de la fecundación.

En este momento tiene lugar la «gastrulación», una coreografía celular que transforma el embrión desde el día 14 y que, para el día 21, ya ha organizado una parte delantera, una trasera, la columna y el vientre, es decir, los detalles más importantes del organismo emergente.

Muchos defectos del nacimiento surgen en ese periodo.

Como la vida misma
Comentarios