viernes 27/5/22

El compromiso de Alimerka contra el cambio climático, premiado con un triple sello estatal

Es la primera empresa española del sector retail en conseguir los sellos Calculo, Reduzco y Compenso del Ministerio de Transición Ecológica. La compañía ha logrado reducir un 80% sus emisiones de CO2 en 4 años
                      La empresa fue la primera compañía española del sector en adquirir un camión eléctrico para el reparto de última milla, estando en plena expansión de su flota. DL
La empresa fue la primera compañía española del sector en adquirir un camión eléctrico para el reparto de última milla, estando en plena expansión de su flota. DL

Alimerka es la primera empresa en España del sector retail alimentación que obtiene el triple sello Cálculo, Reduzco y Compenso del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco). Supone un claro reconocimiento para una compañía que tiene claro su compromiso en materia de sostenibilidad ambiental, y con los que se reconoce su esfuerzo para la reducción y compensación de huella de CO2. La compañía ha logrado reducir sus emisiones en un 80% desde el año 2017 gracias al desarrollo de una serie de iniciativas, lo que supone en torno a 40.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Logística baja en emisiones

Alimerka ha apostado por una logística sostenible desde 2012 con la reconversión de todas sus furgonetas de reparto por vehículos eléctricos, la conversión del total

de su flota de vehículos pesados a

vehículos de Gas Natural Licuado

(GNL) los cuales suponen una

reducción del 20% de emisiones

de CO2 a la atmósfera. Así mismo, en 2021 adquirió el primer camión eléctrico, un hito en toda España, para el transporte en núcleos urbanos, al que sumó una segunda unidad recientemente.

Eficiencia energética

El 60% de los supermercados cuenta con iluminación led de bajo consumo energético. Además, reducen la carga térmica aportada al local comercial, lo que redunda en un ahorro en los consumos de equipos de climatización e instalaciones frigoríficas.

Bosque Alimerka

La progresiva compensación de huella de CO2 se materializa también gracias al bosque Alimerka. Una plantación de 3.600 árboles autóctonos como manzanos, perales y servales, entre otros, que se extiende en 4,5 hectáreas en las zonas de Teverga y Quirós, y que compensa en torno a 800 toneladas de CO2. Además, protege la biodiversidad de la zona y favorece la recuperación del oso pardo y el urogallo.

El compromiso de Alimerka contra el cambio climático, premiado con un triple sello estatal
Comentarios